Descontento ha causado entre el sector transportista el encarecimiento de los combustibles, registrado por cuarto mes consecutivo, periodo en el cual el precio por litro en algunos casos como el diésel, ha enfrentando una alza hasta de cuatro pesos.

El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruiz, lamentó que no se esté cumpliendo una de las promesas de las autoridades federales, en el sentido de tener combustibles a mejor precio.

El líder de los transportistas, precisó que después de tener durante el año pasado, buenos indicadores en el costo de las gasolinas, con bajas hasta de 2.47 pesos por litro, la situación ha cambiado drásticamente este 2021, donde de manera semanal el ajuste ha ido al alza, superando la barrera de los 20 pesos por litro. Dicha situación, dijo, ha obligado a que empresas transportistas tengan que destinar entre el 14 y 17% de sus ingresos en combustibles, sin embargo, en aquellas empresas cuyas flotillas es de mayor antigüedad, se puede llegar a enfrentar un costo total hasta del 45% de sus ingresos. Díaz Ruiz puntualizó que es importante que se invierta en las refinerías programadas por autoridades federales, esperando que con ello la producción de los hidrocarburos mejore. De lo contrario, en caso de seguir con incrementos en las gasolinas, incrementaría la inflación, golpeando a todos por igual incluyendo aquellas familias con ingresos mínimos.

“Estamos decepcionados de que los precios de las gasolinas vayan al alza y no a la baja como dijeron en su momento las autoridades. Recordar que tenemos unidades de hasta 1,250 litros, esos centavos de encarecimiento por litro, resultan un duro golpe para todos los transportistas”, expresó.