Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La falta de equipo de protección para atender a personas contagiadas de Covid-19 ha provocado reclamos de personal de salud en el país.
En el Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE se acabaron los trajes para que médicos y enfermeros entren a la zona cero y atender, sin riesgos, a pacientes contagiados del virus.
El pasado 15 de abril, médicos y enfermeras realizaron dos movilizaciones.
Luego de que el director del hospital, José Alfredo Merino, prometió que se atenderían sus demandas, algunos recibieron el equipo completo.
Sin embargo, al día siguiente protestaron camilleros por la misma causa.
Nuevamente les proporcionaron equipos completos, pero al paso de los días los insumos fueron disminuyendo.
A finales de abril, el personal del nosocomio tuvo que volver a comprar equipos de su propio bolsillo. Quienes no pudieron ajustar sus gastos, utilizaron material reciclable.
“A veces hay material, pero otras veces usamos bolsas. Las compramos por montones. En la desesperación, la primera (bolsa) que usamos se la pedimos a la compañera de intendencia”, expuso Érika, una enfermera que declinó dar su nombre verdadero.
Las bolsas negras para la basura, detalló, son las más largas y las usan para el cuerpo.
“Tampoco tenemos botas y nos ponemos bolsas, sólo tienes que revisar que no estén rotas y sean resistentes. En la cara también pero de las transparentes. Una compañera se las ingenió y cortó una botella y la usó de careta”, agregó.
Y es que, según Érika, con el costo de un traje, que usarían sólo una ocasión, pueden comprar las bolsas para un mes.
El pasado 8 de mayo, el mismo día que las autoridades estimaron la llegada del pico de la pandemia, el delegado de la sección 6 del sindicato, Ricardo Vizguerra, demandó por escrito que se les dotara de material de protección.
En el documento entregado a la dirección general del nosocomio, también se exige la aplicación de pruebas a todo el personal.
El 9 de mayo, el Canciller Marcelo Ebrard informó de la entrega de equipo proveniente de donaciones al Hospital 20 de Noviembre.
No obstante, el personal médico afirmó que los insumos recibidos no les alcanzaron ni para una semana, además de que las mascarillas N95 se rompían con facilidad.
‘ATOLE CON EL DEDO’
En demanda de insumos y el pago de bonos, el pasado 6 de mayo protestaron trabajadores del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS.
Los inconformes fueron atendidos por directivos de la unidad médica y representantes sindicales. Al siguiente día, llegaron equipos de protección, pero actualmente, informaron, se les entregan a cuentagotas, y algunos están en mal estado.
La historia se repite, pues el personal del Hospital de Especialidades debe comprar su propio equipo. Algunos trabajadores utilizan insumos donados.
El enfermero Rafael Soto indicó que los directivos del nosocomio argumentan que se tiene que administrar de los recursos.
“La pandemia nos está dando una placa de Rayos X de una realidad que veníamos denunciando de años atrás. La corrupción, el haber usado a la institución como caja chica para el partido en el poder, cualquiera que este fuera. La licitación entre compadres, como acaba de pasar con Bartlett y los respiradores”, dijo.
El trabajador advirtió que además de la falta de insumos para la protección del personal, en los hospitales públicos tampoco hay abasto de medicamentos.
“No hay ni glibenclamida, no hay metformina, no hay reactivos ni para tomar la glucosa, pero la corrupción se ve cuando en el hospital cambian el elevador cada año o aparece un piso de mármol cada dos años.
“¿Dónde están los insumos que llegan en los aviones que tanto cacarean?”.
“Protestamos, nos atienden y a los días ya no tenemos material. Estamos cansados de que solo nos dan atole con el dedo”, reprochó.