Investigará la Comisión Estatal de Derechos Humanos la queja en torno al cateo realizado a la casa de la alcaldesa de San José de Gracia, María Cristina López González, con el afán de hacer cumplir la legalidad, sentenció el ombudsman, José Asunción Gutiérrez Padilla.

Tras la queja interpuesta por 7 alcaldes en apoyo a la familia de la alcaldesa de San José de Gracia, Cristina López, Gutiérrez Padilla, destacó que se verificará si se contó con el respectivo mandato judicial para poder introducirse a un domicilio; “hay que ver si existe esa orden de cateo, si está debidamente formulada”.

Resaltó que analizarán en qué condiciones se otorgó dicha orden de cateo dirigido al esposo y al hijo de la alcaldesa de SJG, si es que existe y si es que está firmada, “de ser así, ver por qué el juez siendo la casa de la alcaldesa, la expidió. Si no tuvo conocimiento, habrá que concentrarnos en la FGE, pero si tuvo conocimiento, será el Consejo de la Judicatura el que analice la situación”.

Puntualizó que este caso se investigará hasta sus últimas consecuencias, ya que la CEDHA no está para agradar o molestar a nadie, sino “para cumplir con la legalidad y la ley es muy clara en este sentido. Están permitidos los cateos y deben realizarse con mandato judicial; el tema aquí es que haya existido ese mandato y el lugar que se cateó que era la casa de la alcaldesa cuenta con fuero, que si bien el marido no tiene fuero, pero es la misma y no se puede fraccionar”.