Preocupa a los ambientalistas la disminución al presupuesto destinado al medio ambiente para el año 2021. La presidenta de Movimiento Ambiental de Aguascalientes, María Guadalupe Castorena Esparza estableció que las autoridades aún quedan a deber en cuanto al cuidado del ecosistema en el Estado.
La activista consideró que resulta difícil avanzar cuando el presupuesto de Medio Ambiente tuvo una reducción para el año 2021 de más del 60%, por lo que es cuestionable cuál es la prioridad para la autoridad estatal, “cuando siempre lo que más se toca para quitar recursos, es lo que más se necesita como la cultura y el medio ambiente”.
Destacó que Aguascalientes tiene una asignatura pendiente en materia de medio ambiente en asuntos como el agua, el cual siempre va a ser el número 1, seguido de la calidad del aire, que la tierra que no se siga devastando y no llenarlo de tantos paneles solares, en lugar de que el suelo sirva para la agricultura o la filtración del agua, pero no que se anule.
Reconoció como un avance durante este año que las organizaciones medioambientalistas fueron enteradas de algunos proyectos y tomados en cuenta por las autoridades y en el caso de Movimiento Ambiental hicieron una alianza con la PROESPA y casi con todas las instituciones gubernamentales del medio ambiente a quienes hicieron varias aportaciones.
Asimismo, dijo que su agrupación se unió a la organización #Nuestro Presupuesto para pedir a los diputados locales que transparentaran cómo iba a ser la repartición de los recursos estatales en el siguiente año antes de votarlo y lamentablemente no se tuvo una buena respuesta, aunque como ejercicio ciudadano lo calificó como acertado, de lo que ya se hace en otros estados en cuanto a hacer un análisis del presupuesto. Sin embargo, dijo que hace falta más participación ciudadana, que haya más organizaciones en los municipios y más alianzas, “ojalá que más gente quisiera involucrarse en esto que nos atañe a todos a final de cuentas, el medio ambiente nos afecta y nos beneficia a todos”.