Con la intención de crear un Plan de Reactivación Económica para el país, los gobernadores que integran la Alianza Centro-Bajío-Occidente, invitarán a unir esfuerzos a los estados que integran la Alianza Noreste-Pacífico, para integrar una agenda en común.

Por lo pronto, el gobernador Martín Orozco Sandoval anunció la instalación de una mesa permanente para la reconstrucción de la economía a mediano y largo plazo a cargo de los gobiernos de la ACBO, misma que tiene la finalidad de mitigar los impactos de la crisis económica que tuvo origen en la emergencia sanitaria y cuyos efectos han comenzado a notarse con el desempleo y podrían derivar en temas de seguridad y desarrollo del país.

En la mesa integrada por la Alianza Centro-Bajío-Occidente y del Norte-Pacífico, serían 15 puntos los esenciales entre los que resalta la atracción de inversión extranjera y generación de confianza para los empresarios, una vez que México ha sufrido el desplome en los índices de confiabilidad por la falta de certeza jurídica y decisiones que han impactado negativamente en proyectos de inversión.

También se pretende generar infraestructura que eleve la competitividad de las regiones, mediante la atracción de inversión privada y generación de empleos, a través de esquemas de inversión Pública Privada.

Aguascalientes, Jalisco, San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro forman la Alianza Centro-Bajío-Occidente, mientras que Nuevo León, Coahuila, Durango, Tamaulipas, Jalisco, Colima y Michoacán la del Noreste-Pacífico y en adelante trabajarán en conjunto.

RESPALDO A LA CONTROVERSIA

Orozco Sandoval respaldó la Controversia Constitucional impulsada por el Gobierno de Jalisco para invalidar el acuerdo de la Secretaría de Energía, pues se trata de una determinación que genera un retroceso en el desarrollo de México y frena proyectos de generación de energías limpias.

Por su parte, el queretano Francisco Domínguez destacó que los estados del Centro-Bajío-Occidente se han destacado por la entrega de apoyos durante la pandemia y la reactivación a través de estímulos fiscales, créditos para las micro, pequeñas y medianas empresas, así como otros programas sociales y económicos.

Enrique Alfaro, anfitrión de la reunión, aseveró que además han tomado decisiones adecuadas y con responsabilidad para enfrentar la pandemia y proteger la salud de sus poblaciones, por lo que ahora en conjunto se diseñará un plan de reactivación económica en beneficio de Aguascalientes, Jalisco, San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro.

Por último, comentó que la Alianza Centro-Bajío-Occidente invitará a los siete gobernadores que integran la Alianza Noreste-Pacífico para integrar una agenda común para la reactivación económica tras la pandemia por COVID-19.

Los gobernadores coincidieron que todas estas acciones no representan una agenda de confrontación, sino la posibilidad de abrir una ventana de diálogo con el Gobierno de México para proponer soluciones y reactivar la economía del país.