Antonio Baranda
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- Empresarios de Estados Unidos manifestaron ayer al Presidente Andrés Manuel López Obrador «dudas» sobre su política energética, y, en respuesta, el Mandatario ofreció facilidades para la inversión.
«¿Algún empresario expresó su preocupación por el tema de las políticas energéticas de López Obrador?», se le preguntó al director de Pemex, Octavio Romero, al salir de una reunión del Presidente con representantes de la iniciativa privada de ambos países.
«Sí, hay dudas, hay peticiones que se ofreció resolverlas, atenderlas», respondió Romero.
«¿Dudas sobre qué?», se le insistió.
«Hay que agilizar muchas cosas para hacer más rápidos los procedimientos, fue en muy buenos términos», comentó.
-¿Quejas?
-No, no.
Entre finales de mayo y principios de julio, López Obrador encabezó una serie de reuniones con representantes de 16 empresas norteamericanas preocupadas por la política de México en materia energética y el riesgo para sus inversiones en el País.
Estados Unidos, además, se prepara para intensificar sus quejas por las reformas energéticas del Gobierno de México al considerar que violan el T-MEC, medida que podría generar más tensión entre ambos países.
Romero aseveró que la inversión privada para proyectos en energéticos ascenderá a miles de millones de dólares, sin precisar una cantidad.
«Hay mucho interés (en invertir). No se habló de eso (Deer Park), pero eso fue una gran inversión. Hay muchos millones de dólares en inversión. Se habla de muchos miles, millones de dólares», dijo.
«¿Cinco mil, diez mil?», se le cuestionó.
«Un poquito más», afirmó.
«Básicamente, lo que hemos estado comentando hace varias semanas, de las reuniones que tuvimos en México ahora se reflejaron en esta reunión eso y otras cosas más. Todo lo que se platicó con el Presidente Biden, aquí se abordó también, se les informó a los empresarios».
El empresario Carlos Slim, quien participó en el «CEO Dialogue», afirmó que representantes del sector privado mostraron una actitud positiva durante el encuentro con López Obrador, que duró dos horas y media.
«Vi una actitud muy positiva por parte de algunas de las empresas norteamericanas del sector energético que están invirtiendo», sostuvo.
En sus redes, López Obrador mencionó que, durante la reunión con empresarios, en la que se sirvió ensalada de melón con trozos de sandía, mini croissants, jugo, café y panecillo inglés de grano cubierto de huevos revueltos, hablaron de cooperación económica, inversión, soberanía y progreso con justicia.

Cinco mesas
Tatiana Clouthier, Secretaria de Economía, indicó que el Gobierno federal está trabajando con empresarios a través de cinco mesas que tienen que ver con servicios, infraestructura e inversión.
«(Con estas mesas) estamos buscando cómo lograr la colaboración entre ambas naciones, los empresarios mexicanos con los norteamericanos y los gobiernos de ambos países y la academia, y que podamos tener un mejor y más rápido desarrollo en la parte no solamente de inversión, sino de los propios negocios en ambos países», comentó.
Clouthier precisó que hay varias zonas a donde se está canalizando parte de la inversión, como la «parte norte» del País; el Corredor Transístmico, en el sureste; y el Golfo de California, con proyectos de desarrollo.