Antonio Martínez y Victoria Félix
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Las jóvenes que acompañaron a Debanhi Escobar a unas fiestas en Escobedo planearon devolverse con ella la madrugada en la que desapareció, pero discutieron y, cuando la dejaron sola, trataron de comunicarse con su papá, pero no contestó.
Así lo relató en una entrevista con Televisa la joven Sarahí, quien dijo conocer a Debanhi desde hace cuatro meses y que recibió una invitación de ella para acompañarla a una fiesta el viernes 8 de abril, por lo que decidió invitar a su amiga Ivonne.
Dijeron que, tras llegar a la casa de Debanhi, se trasladaron con un chofer de Didi a una fiesta en San Nicolás, pero al percatarse que ya se había terminado, fueron a otro evento en una quinta de Escobedo.
Aunque también se fueron de la primera quinta, según explicaron, encontraron otra reunión en una quinta cercana, donde estuvieron aproximadamente hasta las 3:50 horas, luego de discutir con ella porque pedía que no la molestaran, aunque ellas intentaban ayudarla.
«Cuando estuvimos afuera, en la quinta, el mismo chavo que la intentó calmar, lo mordió al chavo», dijo Sarahí, que estuvo con Ivonne en la entrevista.
«No sabíamos qué hacer. Realmente estábamos desesperadas porque nunca se había puesto así. Yo nunca la había visto así, de esa manera».
Aunque planeaban irse juntas, afirmaron que Debanhi se puso a manotear y a pedir que la dejaran sola, cerrando la puerta del taxi de aplicación que habían vuelto a pedir para retirarse.
Ante esa actitud, decidieron aceptar el raid del joven que había intentado tranquilizar a Debanhi.
«Yo me intenté comunicar con su papá, realmente no tenía otro contacto de ella o algo más que pudiésemos hacer yo o Ivonne», dijo Sarahí.
Ella mostró la captura de cinco intentos de llamadas entre las 3:59 y 4:30 horas al papá de Debanhi, Mario Escobar, de quien no tuvo respuesta hasta las 8:30 horas.
Al salir de la televisora, el abogado de las jóvenes, Adolfo Vega, dijo que los señalamientos hacia Ivonne y Sarahí han escalado hasta las amenazas de muerte y acoso, por lo que pedirá protección a la Fiscalía.
«Han sido amenazadas», dijo, «les han señalado que las quieren matar, las quieren golpear».
Vega dijo que también analizará la posibilidad de presentar querellas por difamación, tras difundirse versiones falsas que involucran incluso la participación de narcotraficantes, lo cual desmintió.
Aseguró que las jóvenes han acudido a entrevistas con la Fiscalía al menos seis veces en calidad de testigos, y que les fueron confiscados sus dispositivos móviles.
Sostuvo que es falsa la versión de que fueron las amigas las que dejaron a Debanhi sola para que se regresara en un taxi de alquiler.
«En realidad Debanhi se sube al vehículo y les cierra la puerta… Ella fue la que dejó a las muchachas afuera», afirmó.
Indicó que esa noche acudieron a cinco fiestas, y que en la primera estuvieron cerca de una hora, pero se retiraron rumbo a San Nicolás a otra reunión, y de ahí se fueron con dirección a las quintas, donde visitaron tres sitios.

¡Participa con tu opinión!