Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.- Félix Salgado Macedonio sigue demostrando que es él quien gobierna en Guerrero, y no su hija Evelyn Salgado, quien resultó ganadora en las elecciones de junio pasado.
Aunque debió estar en el Senado ayer, en donde acumula ocho faltas en las últimas sesiones, el legislador morenista prefirió acudir a la toma de posesión de su hija Liz Adriana Salgado como presidenta honoraria del DIF estatal, donde prometió el pago de aginaldos a los burócratas de Guerrero.
«A lo mejor al rato me van a regañar, pero lo voy a decir: la noticia es que nuestra Gobernadora (Evelyn Salgado) estuvo en la Ciudad de México y logró gestionar el pago del aguinaldo de todos los trabajadores del Gobierno del estado», dijo ante unas mil personas que llenaron el teatro «María Luisa Ocampo», en Chilpancingo.
El senador, al que se le ha visto más en eventos de su hija en Guerrero que en el Senado, nuevamente le robó los reflectores a la Gobernadora de Guerrero.
En el evento de ayer, Félix dio un discurso que duró más de 20 minutos. Este tiempo es superior al que intervinieron sus hijas, Liz Adriana y Evelyn, con 11 y 13 minutos respectivamente.
«Félix», «Félix», «Félix», gritaban en coro muchos de los presentes que acudieron a Chilpancingo de las distintas regiones del estado.
Como invitados especiales estaban sus familiares y los de su esposa María de Jesús Pineda Echeverría, además de secretarios de despacho.
Danzas regionales y antojitos guerrerenses fue lo que disfrutó la gente en la pequeña explanada del teatro que recientemente fue remodelado por el Gobierno saliente del priista Héctor Astudillo.
«¿Vieron el gabinete que presentó la gobernadora? ¿Hay alguien de ahí que no les haya gustado?», preguntó Félix a la concurrencia mientras que su hija Evelyn lo miraba.
«Es un buen gabinete, pero obviamente habrá quien diga no porque no le tocó a él (cargo), pero es un buen gabinete», refirió al asegurar que hubo hombres que se resistían a que una mujer ocupara un cargo mejor que ellos.
«Es el mejor gabinete que se ha presentado, diez hombres (en las secretarías) y diez mujeres», presumió.
De los 20 secretarios, al menos diez son allegados al senador, quien desde hace 32 años ha estado en diversos cargos y tres veces ha sido candidato a Gobernador, aunque en la tercera el INE le retiró su registró y fue sustituido por su hija Evelyn.
Durante su discurso, elogió al recién nombrado director del DIF estatal, Gonzalo Muñiz Rodríguez, quien es un empresario de Chilpancingo.
Salgado Macedonio presumió su vieja amistad con él desde la década de los noventas, cuando tras perder las elecciones para Gobernador (en 1993 y en 1998) se instalaba en plantón afuera del viejo Palacio de Gobierno.
Sobre su hija, Liz Adriana Salgado Pineda, quien ayer tomó protesta como presidenta honoraria del patronato del DIF estatal, el senador aseguró que ella es «el motor de la familia».
«Liz es una muchacha muy inteligente, muy honesta, muy preparada y es presidenta honoraria del DIF estatal», afirmó.
Además de anunciar la gestión de recursos para el pago de aguinaldos a burócratas, y que también le correspondería a la Gobernadora, es la firma de un convenio entre el Senado y el Congreso de Guerrero para la vinculación de las universidades del país, para que los guerrerenses puedan estudiar un doctorado o maestrías.
«Queremos que la educación empiece a ser verdadera, porque ese será el instrumento para transformar a Guerrero y sacarlo de la violencia en que se encuentra», dijo.
También señaló que los ex funcionarios (del gobierno saliente de Astudillo) ya están entregando las camionetas blindadas y los agentes ministeriales que eran utilizados como escoltas ya se están concentrando en sus actividades normales.
«A trabajar por Guerrero, pero ya no hablo más porque al rato me van a regañar Evelyn», dijo.
En el evento, la Gobernadora Evelyn Salgado dijo que el DIF estatal dejará de ser una dependencia de entrega de dádivas.
Al final del acto, Evelyn salió del teatro por una puerta lateral que comunica a la avenida del Encauzamiento del Río Huacapa y ahí abordó una camioneta.
Su papá, salió solo por la puerta principal del teatro y decenas de mujeres y hombres iban con él para pedirle algún favor.
Mientras iba caminando, Félix atendía a la gente y algunos de ellos le entregaba sus currículum, para que les de un empleo en el gobierno.

¡Participa con tu opinión!