Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Fiscalía General de la República (FGR) defendió ayer la judicialización del caso por enriquecimiento ilícito contra Ildefonso Guajardo, ex Secretario de Economía con Enrique Peña y actual diputado electo del PRI, asegurando que no ha aclarado una inconsistencia en sus cuentas por más de 8 millones de pesos.
La dependencia negó una persecución política contra el nuevoleonés y aseguró que éste ha tenido acceso a las pruebas en su contra desde el 8 de marzo, cuando la Función Pública presentó la denuncia.
“La acusación principal”, expuso la FGR en un comunicado, “se refiere a una cuenta del acusado en el extranjero, de $8,169,639.00 pesos, cantidad que él afirma que proviene del repudio que hizo en 2014 de la mitad de un inmueble que fue legado a él y a su hermana.
“Al respecto, él entregó la escritura sobre ese tema en la que su mitad no corresponde, de ninguna manera, con la cantidad que dice haber depositado. Se le ha pedido que demuestre el origen de esa inconsistencia, sin que lo haya hecho”.
Tanto el líder del PRI en Nuevo León, José Luis Garza Ochoa, como el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, consideraron ayer que la indagatoria se debe a que Guajardo formará parte del bloque opositor en el Congreso federal.