Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de la elección que consolidó a Morena y sus aliados PT y PVEM como mayoría en el Congreso, el Presidente Andrés Manuel López Obrador puso de nuevo en la mira la reforma al Poder Judicial.
El Mandatario adelantó que los términos y condiciones en los que será impulsada esa modificación constitucional y otras reformas del paquete que envió a la Cámara de Diputados el 5 de febrero pasado, serán revisadas, primero, con la virtual Presidenta electa, la morenista Claudia Sheinbaum.
Aunque advirtió que no tiene intenciones de imponer ninguna decisión, el Jefe del Ejecutivo consideró que el Poder Judicial necesita ser reformado.
– ¿Habrá o no habrá Plan C antes de concluir su Gobierno?, se le preguntó.
«Lo voy a hablar con Claudia, la virtual Presidenta electa, lo voy a hablar, porque presentamos iniciativas que están en el Congreso, a ver cuáles de esas iniciativas podemos impulsar y que se alcancen a aprobar.
«Yo sí pienso que se tiene que abordar el tema de la reforma al Poder Judicial porque no es posible mantener un Poder Judicial que no esté al servicio del pueblo, de la sociedad, que esté al servicio, de una minoría, y a veces de la delincuencia organizada y de la delincuencia de cuello blanco», respondió.
– Al parecer tendrán mayoría calificada en el Congreso ¿va a ejecutar el Plan C con las reformas de la corte, INE e INAI?, se le insistió.
«Es parte de lo que vamos a platicar con la futura o virtual Presidenta electa. La nueva Legislatura inicia el primero de septiembre y yo termino a finales de septiembre, es un mes; entonces, pues nos tenemos que poner de acuerdo para ver esas iniciativas con Claudia, y otras cosas que tenemos que ver de manera conjunta, no quiero yo imponer nada», aseveró.
En Palacio Nacional, la Secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde presentó un compendio con los resultados de la elección del domingo 2 de junio.
De acuerdo con esos cálculos, Morena, PT y PVEM alcanzarían 365 diputados federales, es decir, 32 más de los que requieren para la mayoría calificada, de 333 legisladores.
En el caso del Senado, la coalición oficialista contaría con 82 legisladores, por lo que sólo tendrían que conseguir cuatro votos adicionales para sacar adelante cualquier cambio constitucional, para lo que se requieren 86 senadores.
Las nuevas cámaras iniciarán trabajos el próximo primero de septiembre y el sexenio de López Obrador concluirá 30 días después. El Mandatario dijo estar consciente de que hay poco tiempo para concretar sus reformas.
López Obrador ha acusado a jueces, magistrados y ministros de emitir fallos basados en el influyentismo y la corrupción, y por ello, considera, la única manera de limpiar ese poder es sometiendo a los juzgadores a la elección directa en las urnas.
En el último debate de la contienda, la morenista Claudia Sheinbaum lanzó críticas contra la Presidenta de la Corte, Norma Piña, quien habría presionado a magistrados electorales para sostener un encuentro privado con el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno.
«Vamos a tener que decirlo, perdón, pero la Presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación amagando a los magistrados del Tribunal Electoral para reunirse en lo oscurito con ‘Alito’, eso no es división de poderes», acusó.