Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Darle vida a Jon Snow en Game of Thrones casi le cuesta su salud mental a Kit Harington.
Y es que el actor de la exitosa serie de HBO contó en una entrevista en The Jess Cagle Show que su personificación intensa y oscura le trajo algunos problemas en su psique, los cuales lo llevaron a tomarse un año de descanso antes de volver a actuar.
“Pasé por algunos dificultades de salud mental después de (Game of) ‘Thrones’, y durante el final, para ser honesto”, explicó el histrión. “Pienso que está directamente relacionado con la naturaleza del show y lo que había estado haciendo por años”.
“Tomé un respiro después, donde dije: ‘no quiero trabajar por un año, quiero realmente concentrarme en mí mismo’. Y creo que estoy realmente feliz de haberlo hecho”.
Pero el haberse convertido en el sombrío y melancólico hijo bastardo de Eddard Stark dentro del programa basado en la saga de “Canción de Hielo y Fuego”, de George R. R. Martin, aún lo siguió persiguiendo aunque terminara su “año sabático”.
El actor explicó que Game of Thrones todavía es un factor para que él elija sus próximos proyectos, pues aprendió la lección de que es capaz de tomar roles más dulces y agradables en proyectos que no le exigen vivir en un “lugar intenso”.
“¿Por qué no hacer algo que te quite peso? ¿Por qué no hacer algo divertido?”, se cuestionó en el programa de la emisora SiriusXM.
Así, Harington ahora debutará como una de las estrellas de Marvel Studios en el filme de superhéroes Eternos, junto a Salma Hayek y Angelina Jolie, cuyo estreno está previsto en México para noviembre de este año.
De igual forma, regresará en la segunda temporada de la serie Amor Moderno, que se estrenará en Amazon Prime Video el 13 de agosto.