Moisés Ramírez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-A la primera semana de abril de este año, los precios al mayoreo de una canasta de 25 hortalizas y frutas de alto consumo en Nuevo León promedian un alza anual del 46 por ciento, revelan cifras de la Secretaría de Economía (SE).
Agricultores lo achacan, entre otros factores, al mayor encarecimiento que sufrieron la urea y otros fertilizantes nitrogenados, a raíz de la guerra de Rusia a Ucrania.
Datos del Servicio Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM), organismo de la SE, revelan que de esa canasta de 25 alimentos, nueve presentan alzas anuales mayores a la media, siendo el caso extremo el de la cebolla bola, con un aumento del 275 por ciento, al cotizar hoy día en un precio al mayoreo de 18 pesos por kilogramo en la Central de Abastos Estrella.
A nivel consumidor, el valor de esa hortaliza en cadenas de autoservicio del área metropolitana de Monterrey anda en los 36.4 pesos por kilogramo, detallan cifras de la Profeco.
También por encima del incremento promedio de los precios al mayoreo están la lechuga romanita, con un incremento anual del 95 por ciento y el tomate bola, con un aumento del 67 por ciento.
Además del aguacate Hass, con un alza del 64 por ciento; el cilantro, con un 56 por ciento; el chile serrano, con un 55 por ciento, y el brócoli, con un aumento anual del 47 por ciento.
Rogelio Garcíamoreno, vicepresidente del sector agrícola del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), señaló que el alza en las hortalizas y frutas deriva, entre otras causas, del aumento que han sufrido los fertilizantes, los cuales sólo desde la guerra de Rusia a Ucrania, acumulan un incremento promedio del 35 por ciento a nivel nacional.
«Hay que recordar también que esto es un tema de oferta y demanda; la oferta no está tan acrecentada y la demanda está muy fuerte, porque que ya estamos saliendo de la pandemia y la gente está saliendo más a los restaurantes, hay más consumo y entonces los precios suben», indicó Garcíamoreno.
La semana pasada, Grupo REFORMA publicó que en lo que va de la guerra de Rusia a Ucrania, que estalló el 24 de febrero pasado, el precio promedio de la urea ha subido 19 por ciento a nivel nacional y 35 por ciento en el caso específico de Nuevo León, según datos del SNIIM.
A tasa anual, esto es, respecto a marzo del 2021, los aumentos son de 194 por ciento en el País y de 259 por ciento en Nuevo León, pues desde antes de la invasión, el precio del fertilizante ya venía subiendo por el encarecimiento del gas natural necesario en sus procesos de elaboración y por los cuellos de botella en la proveeduría mundial.

¡Participa con tu opinión!