Advierte la Secretaría de Salud en Aguascalientes sobre las picaduras de alacrán durante la presente temporada de altas temperaturas, especialmente en la zona del municipio de Calvillo.

El responsable estatal de Vectores del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), Iván Eduardo Aguilar Rodríguez, informó que en lo que va del año se han atendido 898 personas que sufrieron la picadura de alacrán, de los cuales el 90 por ciento de ellos son habitantes de aquel ayuntamiento.

Por lo anterior, el experto dijo que es importante seguir las medidas preventivas y saber actuar en caso de alguna picadura; detalló que la Secretaría de Salud en Aguascalientes cuenta con el antídoto para tratar y contrarrestar el veneno de la picadura de alacrán en todos los hospitales, al igual que en los centros de salud ubicados de Calvillo, con el fin de que las personas afectadas reciban una rápida atención.

Aguilar Rodríguez subrayó que los animales ponzoñosos son más activos en verano o durante la temporada de altas temperaturas, por lo que insistió a la población en adoptar las principales recomendaciones para evitar una picadura: sacudir ropa y calzado antes de ser utilizados, no caminar descalzos y si se realiza alguna actividad de campo, utilizar equipo de protección como guantes y botas.

Dijo que es importante llevar a cabo una limpieza exhaustiva de las viviendas por lo menos 2 veces al año, poniendo especial atención en cuadros, paredes y muebles, usando guantes de carnaza para mover los objetos, colocar mosquiteros en puertas y ventanas, y de preferencia pintar techos y paredes de color blanco para que sea más sencilla la visualización del arácnido.

Comentó que es necesario también realizar un aplanado y resanado de techos, pisos y paredes, deshacerse de cualquier tipo de escombros como maderas, tabiques, ropa o aparatos que ya no se utilicen dentro y fuera de su casa, así como cortar las ramas que tengan contacto directo con la vivienda y quitar la hierba crecida de los jardines e inmediaciones para reducir los sitios de reposo de animales e insectos.

Finalmente, el responsable estatal de Vectores recomendó que si se sufre de algún envenenamiento por animales ponzoñosos evite remedios caseros y acuda de inmediato a recibir atención médica a su unidad de salud más cercana.