Con el registro promedio de una matrícula al 80% en los colegios privados, el presidente de la Asociación Estatal de Instituciones Educativas Particulares, Héctor Sánchez Espinosa, llamó a los padres de familia a no dejarse engañar por aquellas personas o empresas que les ofrecen el “Home Schooling”, lo que no garantiza una formación, una socialización y un aprendizaje de conocimientos básicos acorde a cada grado educativo.
Señaló que los colegios particulares no dan seguimiento a aquellos ex alumnos que ya no regresan con ellos, se les entregan la documentación correspondiente y las cartas de no adeudos para que puedan ser dados de alta en otra institución.
En el Home Schooling se sabe que hay personas que optaron por quedarse en casa y dar enseñanza a sus hijos, pero esta educación no es la que se requiere para lograr los objetivos que se han dado en la historia, ya que la educación es formativa e informativa, y para formar a una persona se requiere la convivencia para que aprenda a desenvolverse en medio de sus compañeros.
Sin embargo, si ese estudiante se queda solo en el hogar sin estar inscrito a una escuela pública o privada recibirá conocimientos, pero qué pasa con el aprendizaje de saber comportarse con los demás, ser respetuoso y no grosero ni inadaptado socialmente.
“El Home Schooling es una alternativa para estudiar, pero no es la ideal para salir adelante y se comprende que muchas personas han pensado en esta idea con tal de ahorrarse algunas colegiaturas de sus hijos, pero si no tienen cuidado pueden echar a perder muchas cosas”, advirtió.
Además, es crucial tener claro que el home Schooling no cuenta con validez oficial por parte de la Secretaría de Educación Pública o del Instituto de Educación de Aguascalientes, sin embargo hay particulares o empresas que andan promoviendo ese modelo, donde seguramente la mayoría no cuenta con los conocimientos y la capacitación para soportar lo que ofrecen a los padres de familia.
“Se tiene claro que el Home Schooling es una decisión unilateral de las familias y se les respetará, pero se observa también con claridad que las empresas que andan promoviendo esa modalidad traen el interés económico más que ser una verdadera alternativa de estudio para los niños, adolescentes o jóvenes de este estado”, puntualizó.