Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El secretario de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, el panista Éctor Jaime Ramírez, advirtió que el retraso en las licitaciones internacionales para la compra de medicamentos provocará escasez en los hospitales públicos.

El legislador indicó que el calendario de la licitación para surtir medicamentos en 2021 marcaba que los contratos debían ser firmados en diciembre pasado.

No obstante, señaló, la Secretaría de Salud (Ssa) pospuso la fecha, primero para el mes de enero, y después para febrero.

Lo anterior, alertó, ocasionará que las medicinas se surtirán a los hospitales públicos hasta después del segundo trimestre de este año, ocasionando desabasto en un momento crítico para el País.

El panista dijo que a pesar de que se implementó un sistema de compras consolidadas del sector salud a través de organismos internacionales, la actual Administración se ha caracterizado por la mala planeación en la compra de medicamentos.

Recordó que el 23 de mayo de 2019, el Secretario de Salud, Jorge Alcocer, firmó un acuerdo de colaboración con representantes de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) en materia de abasto de medicamentos.

Con ello, explicó, el Gobierno federal le cedió irresponsablemente a ese organismo la facultad de celebrar licitaciones para comprar los medicamentos que se usarán en el sector salud en el periodo 2021-2024, a pesar de que dicho organismo no tiene experiencia ni capacidad logística para ello.

Ramírez aseguró que tiene conocimiento del retraso en las licitaciones de medicamentos a cargo de la UNOPS y muestra de ello es que la que debería estar formalizada para el 18 de enero, se pospondrá hasta el mes de febrero.

El legislador reiteró que esto afectará el calendario de entrega a México, el cual estaba programado para el mes de mayo, que ya de por sí era demasiado tarde.

Afirmó que a la fecha se ha asignado el 25 por ciento de los contratos para las 267 “claves prioritarias” que tienen patente, mientras que el 75 por ciento de las claves siguen pendientes y sin solución a la vista.

Agregó que la situación es incierta, porque las instituciones federales sólo pudieron ampliar contratos de emergencia para el 30 por ciento de las claves que se adquirieron durante 2020 y se desconoce cómo se va a surtir el 70 por ciento restante de los medicamentos e insumos del sector salud para 2021.