Daniel Santiago
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-La falta de clases regulares durante esta pandemia impactará fuertemente en el aprendizaje y futuro educativo de al menos 10 millones de niños.
El impacto será mayor en los menores que no cuentan con conexión a internet en sus casas y cuyos padres no tienen una escolaridad suficiente ni disponibilidad de tiempo para acompañarlos.
Esto indica el reporte nacional “Mitigando el impacto de Covid-19 sobre los aprendizajes”, de Xaber, una organización de la sociedad civil que promueve evidencias científicas para políticas educativas.
Además de dimensionar el impacto de la falta de escuela presencial, el estudio llama al Estado a mitigar el golpe educativo en cuanto se regularicen las clases.
“Es bueno tener un programa de educación a distancia, es loable, aplaudible, es recomendable, pero no es suficiente”, dijo Rafael de Hoyos, Economista Principal de la Unidad de Educación para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, cofundador de Xaber.
“No discuto la calidad y contenidos de Aprende en Casa, pero aunque sea el mejor del mundo, esos 10 millones de chavos en educación básica no se están beneficiando, porque no tienen las condiciones mínimas, y tenemos que empezar a pensar desde ya en políticas compensatorias”.
Esta población de “riesgo alto” representa el 40 por ciento de los 25 millones de estudiantes de educación básica en México.

¿QUÉ HACER?
· Pocas alternativas en el corto plazo.
· Asegurarse que su hijo o hija tiene acceso al material de televisión educativa y los libros de texto gratuitos.
· La autoridad educativa y la escuela deben identificar a estos alumnos y comenzar acciones remediales tan pronto acabe la emergencia sanitaria.
Fuente: “Mitigando el impacto de Covid-19 sobre los aprendizajes”, de Xaber.

¡Participa con tu opinión!