Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 16-Ago.- El presidente de la Comisión de Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), Rafael Hernández Soriano, advirtió sobre retrasos de hasta tres años para su funcionamiento.
«No creo que inicie su funcionamiento en 2020, como está planeado. Hay un retraso en las obras de un año o un poco más, es lo que nos dicen quienes están trabajando directamente en la obra, y para resolver la interconectividad se requería, si comenzamos ahorita, tres años más, es la información que nos han dado», afirmó.
Aunque el cronograma que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), a cargo de la obra, entregó a los diputados indica que el acondicionamiento del sitio quedaría listo en el primer trimestre de 2017, REFORMA ha constatado que en el oriente del Valle de México aún se extrae material para esos fines.
«Incluso sabemos que los transportistas están trabajando a marchas forzadas y están buscando por todo el país quién les rente más góndolas para trabajar con más rapidez», dijo el diputado.
El Gobierno ya pospuso en una ocasión la inauguración de la obra, de 2018 a octubre de 2020, cuando se prevé que funcione parcialmente con dos pistas, y el GACM ha admitido que su costo se elevó de 169 mil a 186 mil millones de pesos.
Hernández Soriano recordó que en la última reunión con el GACM en abril se les informó de un retraso de tres meses debido al paro que realizaron los miles de transportistas que trasladan 60 millones de metros cúbicos de material para acondicionar el antiguo lago de Texcoco.
«Dijeron que llevaban un atraso, pero que iban a buscar en qué momento reponer ese tiempo, aunque parece que está pasando todo lo contrario», afirmó el legislador en entrevista.
El perredista incluso alertó del incremento del costo de la obra.
«Gerardo Ruiz Esparza (Secretario de Comunicaciones y Transportes) tiene la costumbre de licitar a un precio y después, ya que está otorgada la licitación, la incrementa, entonces hay que estar atentos, no vaya a suceder eso, porque es parte del modus operandi del secretario», advirtió.
El martes pasado, Hernández Soriano participó en un foro sobre Transformación Urbana, con especialistas como Adriana Lobo, directora del World Resources Institute, quien alertó de la falta de planeación de las obras para conectar al nuevo aeropuerto con la Zona Metropolitana.
Adriana Lobo criticó que a la fecha no exista ni siquiera el proyecto ejecutivo para un tren que se anunció para darle conectividad a la obra.
«Si hoy empezáramos a costruir el tren sólo podría ser inaugurado en 2023, tres años después de lo que está previsto que se inaugure el aeropuerto, incluso es poco tiempo, porque para una obra óptima se llevaría por lo menos a 2025», dijo la especialista.
En caso de que la obra no se lleve a cabo, señaló Adriana Lobo, la parte que se inaugure en 2020 o después, tendría una falla. «Sería un aeropuerto de primer mundo, con conectividad de tercer mundo», afirmó