Guadalupe Irízar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 02-Feb-2021 .-Partidos de Oposición criticaron la iniciativa presidencial en materia de energía eléctrica, la cual afirman es regresiva, elevará el costo de la luz y va en contra de las energías limpias y los compromisos de México contra el cambio climático.
En un posicionamiento oficial, Movimiento Ciudadano (MC) advirtió que de aprobarse esos cambios en la industria eléctrica, se afectará la inversión productiva, pues la ahuyentará.
“(La iniciativa) tendrá un costo a corto plazo porque golpearía la economía de las familias mexicanas con energía cara y sucia, a mediano plazo, porque perdería inversión extranjera (.) y a largo plazo porque significaría un retroceso en la creación de energías baratas y limpias frente al cambio climático”, sostuvo el partido.
MC hizo un llamado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que se pronuncie sobre la iniciativa que se suma a las disposiciones anteriores antimonopólicas y que han sido controvertidas por la Cofece (Comisión Federal de Competencia Económica) ante dicha instancia.
“Hacemos un llamado a que la Corte se pronuncie lo antes posible sobre este tema para que el Poder Legislativo no avance en la aprobación de una reforma potencialmente inconstitucional y regresiva para el país”, señaló el partido.
Clemente Castañeda coordinador nacional de MC reforzó esa postura partidista.
“La iniciativa presentada por el Presidente (Andrés Manuel )López Obrador para priorizar las energías contaminantes, representa un retroceso hacia la transición energética que México necesita para enfrentar los retos del futuro en materia ambiental y de salud”, publicó el dirigente en su cuenta de Twitter.
El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) también rechazó la iniciativa de reforma y adiciones a la Ley de la Industria Eléctrica.
En un comunicado, afirmó que rechaza cualquier forma que vaya en contra de la libre competencia y el retroceso en el desarrollo de fuentes de generación de energías limpias y renovables.
Se tendrían implicaciones negativas para el medio ambiente y para el bienestar de las familias por el incremento en los costos de la energía eléctrica, agregó.
“Una afectación al crecimiento y participación de nuevas fuentes de generación de energía limpia y renovable, contra el principio de progresividad ambiental, al facilitar la generación de energía a través de fuentes contaminantes.
“Una generación más cara de la energía, cuyo costo se trasladará a la tarifa que paga la gente, o a los contribuyentes si se establecen subsidios de gobierno a las tarifas de la energía”, indicó.
Además, dijo, se tendrán limitaciones a instrumentos para captar financiamiento para el desarrollo de proyectos nuevos de generación de energía por parte de la iniciativa privada, entre otras afectaciones.