Natalia Vitela Paredes
Agencia Reforma

La Secretaría de Salud no hizo pública la aprobación, el pasado 3 de marzo, del uso de emergencia de la vacuna Pfizer contra Covid para menores de 5 años en adelante, porque implica mayor presión para que vacunen a los niños y ésta no quiere invertir en la inmunización de alrededor de 30 millones, advirtió Francisco Moreno, jefe del programa de Covid-19 en el Hospital ABC.

«Ya no quieren comprar vacunas, están más interesados en otros gastos que en una pandemia que ha causado más de 650 mil muertes por exceso de mortalidad, y al menos mil 273 (fallecimientos de) niños con registro oficial, porque pueden ser más», señaló.

El experto aseguró que conforme ha cambiado el virus las nuevas variantes han afectado más a los niños, entonces ha habido más hospitalizaciones y más fallecimientos en niños.

«Ya se comprobó que el Covid produce Covid largo en los niños; 25 por ciento de los niños que tienen Covid pueden desarrollar alguna forma de Covid largo. Los niños al no estar vacunados son una población alta que es susceptible de infectarse y dispersar el virus; entonces, mantienes la circulación del virus constante en la población», indicó.

En un escenario grave podría aparecer una nueva variante y los niños que no están vacunados no tienen ninguna protección biológica por la vacuna y esta variante podría ser más agresiva en los niños.

Aseguró que la OMS ya aprobó desde el pasado 21 de enero la aplicación de la vacuna en niños.

Y la justificación de no aplicar la vacuna por los efectos colaterales tampoco tiene razón de ser, pues en Estados Unidos ya se aplicaron más de 29 millones de dosis en ese grupo de edad y no ha habido efectos colaterales importantes.

¡Participa con tu opinión!