Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La construcción del Tren Maya, una de las obras prioritarias del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ha provocado «graves e irreversibles» daños, por lo que el proyecto debería suspenderse para realizar una una evaluación del impacto provocado en la zona, alertó una carta de 350 académicos, investigadores y activistas.
El pronunciamiento dirigido a López Obrador señaló además la preocupación por la asignación del proyecto al Ejército, al considerar que esta decisión reduce los mecanismos de protección a la naturaleza y coloca en situación de vulnerabilidad a los habitantes de la región.
Los firmantes, entre quienes figuran investigadores de la UNAM, del IPN y de universidades estatales, indicaron que desde el anuncio del megaproyecto pidieron que no se realizara y recordaron que no hubo consulta previa a las comunidades indígenas afectadas.
«No fuimos escuchados y hoy el llamado Tren Maya, impulsado por su Gobierno, se está construyendo por encima de la libre determinación de los pueblos y comunidades que ancestralmente habitan ese territorio; sin consentimiento explícito de los pueblos y las comunidades, y sin una consulta a los expertos», sostuvieron.
«En la actualidad, las obras de construcción del Tren Maya ya afectan los modos de vida, la biodiversidad, la sustentabilidad, la calidad ambiental y los derechos humanos y existenciales de los pueblos y comunidades que habitan toda la región que dicho proyecto pretende beneficiar».
El pronunciamiento indicó que el territorio por donde pasará la obra es habitado por el pueblo maya, cuya forma de vida se ve violentada, y alertó sobre la destrucción de vestigios arqueológicos, además del riesgo que se corre por la porosidad del suelo que no es apta para soportar el peso de trenes rápidos.
«No somos pseudocientíficos, no somos conservadores, no somos adversarios. Somos académicos con trabajo de campo y de gabinete, que tenemos un profundo compromiso con el bien de México y así lo hemos demostrado por décadas», aseveraron los firmantes.
«Hemos señalado los problemas causados por programas de gobierno, proyectos corporativos, iniciativas no sustentables de cualquier origen y también hemos aplaudido los aciertos de gobiernos y empresas, cuando se trata de programas o proyectos que nos parece que verdaderamente contribuyen a la sustentabilidad».

¡Participa con tu opinión!