Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los puertos occidentales se preparan para una mayor congestión, cuando China levante las restricciones de Covid-19 en sus principales ciudades.
Esto podría ocurrir justo cuando muchos importadores comienzan a cargar mercancía para las temporadas de regreso a clases y compras navideñas, destacó The Wall Street Journal.
El diario dijo que los puertos de Los Ángeles y Long Beach, en California, que manejan más de un tercio de todos los contenedores que ingresan a Estados Unidos, todavía están inundados con carga no recolectada más de dos años después de la pandemia.
Una vez que se reanuden los envíos completos de exportación en puertos como Shanghái, que mueve más de una cuarta parte de todos los contenedores que se dirigen a Europa y EU, algunos funcionarios dicen que los importadores podrían enfrentar más demoras en la llegada y el manejo de sus cargamentos, así como mayores costos de entrega.
Los cierres recientes en ciudades de China han afectado la actividad de las fábricas, que en abril cayó al nivel más bajo desde los primeros días del brote de Covid, señaló el Journal.
«No puedo decir si volveremos a tener 100 barcos haciendo cola para atracar, pero realmente necesitamos sacar la carga existente del puerto y del sur de California», dijo Gene Seroka, director ejecutivo del Puerto de Los Angeles.
La temporada alta para los buques de línea suele comenzar a fines de agosto y termina en noviembre.
Los ejecutivos de Liner dicen que la temporada de este año está comenzando antes, con varios importadores estadounidenses alquilando espacio de carga en barcos para entregas a principios de junio.
Amazon.com Inc., Walmart Inc. y miles de otros importadores de muebles, juguetes, artículos para el hogar y productos electrónicos han buscado aumentar los envíos para evitar demoras y tener suficiente inventario para las temporadas de regreso a clases, de compras navideñas y fin de año.

¡Participa con tu opinión!