Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El programa Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior “Benito Juárez” otorgó apoyos en 2020 en mil 203 municipios en los que no se identificó población objetivo en situación de pobreza, advirtió el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En tanto, indicó, en el resto de los municipios en los que opera la proporción de beneficiarios del programa fue menor que la de personas en situación de pobreza que cursaban el bachillerato o equivalente. El programa, apuntó, cuenta con beneficiarios en nueve de cada diez municipios del país.

El Coneval presentó ayer la segunda fase de la Plataforma para el Análisis Territorial de la Pobreza (PATP).

En esta fase, indicó, se incorporó una comparación entre el número de beneficiarios de 14 programas sociales prioritarios del Gobierno federal y el de personas en situación de pobreza en cada uno de los municipios en los que operan.

“Cuando el resultado del indicador se acerca a 1 se entiende que hay una relación óptima entre las participaciones de personas beneficiarias y personas en situación de pobreza; cuando se aleja hacia el cero se interpreta que hay menos atención de la necesaria, y cuando es mayor que 1 muestra que la participación de personas beneficiarias es mayor que la de personas en situación de pobreza”, explicó.

En el caso programa Jóvenes Construyendo el Futuro, detalló, la relación entre población beneficiaria y población en situación de pobreza es menor a 0.5 en uno de cada tres municipios en donde opera.

“Se observa una predominancia de este resultado en la zona del Bajío, en el centro del país y en algunos municipios colindantes con la frontera norte”, apuntó.

“Es decir que podría ser conveniente aumentar el número de personas atendidas en estos municipios”, apuntó.

Otro ejemplo de desfase entre beneficiarios y personas en situación de pobreza, de acuerdo con los datos de la PATP, lo constituyen los programas Sembrando Vida y Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores.

Sembrando Vida, indica, tiene beneficiarios en 815 municipios que se localizan principalmente en sureste del país

“La relación de las participaciones de los programas sociales y de la población en situación de pobreza en este programa es mayor que 1 en 56.8 por ciento de los municipios donde opera, lo que se traduce en que la proporción de beneficiarios es mayor que la parte de la población en situación de pobreza en el mismo municipio”, señala el Coneval.

Por otro lado, advierte, la relación en el programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores es menor a 1 en tres de cada cuatro municipios en los que opera. El dato, remarca, significa que hay mayor proporción de población adulta mayor en situación de pobreza, que personas beneficiarias en esos municipios.

El fenómeno, apunta,se observa particularmente en la zona centro del país, en los municipios que tienen costa con el Golfo de México y en los estados de Michoacán y Guerrero.