Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-De las mil 183 claves de medicamentos convocadas en la compra consolidada gestionada por la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) para abastecer al sector público en 2021, el 60 por ciento fueron declaradas desiertas, por lo que serán adquiridas de manera directa, aseguró Enrique Martínez, director del Instituto Farmacéutico (Inefam).
“Hay 653 claves de medicamentos que fueron declaradas desiertas por UNOPS y que ya le informó al Insabi, y de éstas, 628 (que representan unos 960 millones de piezas) están siendo solicitadas por el Insabi desde la semana pasada, porque va a querer hacer prácticamente adjudicaciones directas, en negociación uno a uno, con los laboratorios que puedan con uno o más productos”, indicó.
“Pidió cotización de precios desde el jueves de la semana pasada y lo que sabemos es que está negociando de manera directa con cada una de las empresas, evidentemente violando la Ley de Adquisiciones, porque deberían de emitir una licitación y hacerla pública”.
El resto de las claves desiertas, apuntó, son de medicamentos oncológicos, muchos de los cuales son genéricos y aunque hay dos o tres fabricantes en el país, el Gobierno busca hacer la compra fuera.
“Muchas las puede cubrir Pisa. No quieren a Pisa. (Ahora) están en juego 2 millones de piezas de estos oncológicos. La percepción es que Pisa es corrupta aún cuando ya tiene amparo y puede seguir proveyendo al mercado mexicano”, apuntó.
Para Martínez, hay todo un proceso que el Gobierno debe seguir de manera interna.
“Tienes que voltear a ver si hay manera de hacer la adquisición con empresas establecidas en el país a través de una licitación de carácter nacional y de esa manera ir resolviendo; y si no una internacional bajo tratados y si no en definitivo una internacional abierta”, señaló.