Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La fundación Reintegra advirtió que la contingencia ocasionada por el coronavirus deja ver la desigualdad que existe en materia educativa en México.

En un comunicado, destacó que, pese a que México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que proporciona la mayor parte de su gasto público a educación esto no se ha visto reflejado en mejores resultados, ni en la capacidad de crear capital humano competitivo, ni como el medio que fomente la eliminación de la desigualdad estructural que, aseveró la organización, ahora con la pandemia se volvió más evidente.

“El sistema tradicional ha sido totalmente rebasado y está más que demostrado que no funciona para las niñas, niños y jóvenes en la actualidad. Las medidas que están tomando seguro permitirán que terminen el ciclo escolar, más no que lo aprendido sea funcional para su sano desarrollo”, indicó Jimena Cándano, directora general de Reintegra.

“Además, poco se ha hablado de que es posible que estén confinados con madres y padres que deben balancear las labores del hogar, el trabajo a distancia y actuar como maestros de sus hijos, complicado que sean supervisados y orientados durante las clases en línea”, añadió.

Cándano aseveró que la pandemia y la migración del sistema educativo a distancia debe de promover que se reconstruyan los modelos educativos para que estén enfocados en el desarrollo psicoemocional de las niñas, niños y adolescentes.

“Debe ir más allá de cubrir un calendario escolar cada ciclo”, manifestó.