Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La apertura de actividades conlleva un riesgo de incrementar los contagios por Covid-19, advirtió Gabriela Nucamendi, directora de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades No Transmisibles de la Secretaría de Salud (Ssa).
Al ser cuestionada sobre previsiones ante la apertura de centros de entretenimiento como bares, restaurantes y el eventual regreso a clases presenciales, la funcionaria señaló que el porcentaje de aumento dependerá de qué tanto la población acate las medida preventivas.
“Se ha dicho o se ha previsto, porque se ha observado en algunos otros países de la Unión Europea, que después de hacer la reapertura de actividades, nuevamente empieza el incremento de contagios”, señaló ayer en conferencia nocturna.
“Desafortunadamente el problema no es la apertura de actividades económicas como tal, el problema es que bajamos la guardia con las acciones preventivas. Entonces está en cada uno como mexicano poder seguir estas acciones preventivas”.
Afirmó que el color del semáforo epidemiológico, donde se determina el nivel de riesgo de contagio, no debe de influir en el relajamiento de las medidas sanitarias, como la sana distancia, el uso de cubrebocas en espacios públicos o la ventilación de lugares cerrados.
Nucamendi apuntó que el que se haya una persona haya recibido una de las dosis de la vacuna contra Covid-19 tampoco es garantía de que se encuentre protegida.
“No me refiero obviamente a querer impactar a la parte económica del país, sino más bien me refiero a bajar la guardia con las medidas preventivas.
“Ya se están cubriendo la segunda dosis, pero no hemos cubierto el porcentaje de la población mexicana que tiene que estar cubierta para poder tener una protección de rebaño”, insistió.