Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Si en el periodo vacacional de Semana Santa, México no logra mantener la disciplina no habrá un proceso de disminución de casos de Covid-19 durante el verano e incluso podría registrarse otro repunte de contagios más agresivos, advirtió Gustavo Oláiz, coordinador del Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud de la UNAM.
De acuerdo con el especialista, en este panorama también influyen las nuevas cepas de SARS-CoV-2 que son más infecciosas y letales.
La variante del Reino Unido, también conocida como B.1.1.7, es entre 30 y 50 por ciento más infecciosa que otras cepas circulantes, apuntó.
En Irlanda, ejemplificó, ésta se convirtió en la versión dominante del virus en sólo unas pocas semanas y, desde entonces se ha extendido a más de 60 países, incluido México.
Según información de la Secretaría de Salud (Ssa), en el País se ha detectado la presencia de seis casos de dicha variante.
“En algunos países de Europa ya empezó este repunte de casos, en tanto que otros han reforzado las medidas sanitarias y las pruebas para contener estas cepas nuevas con éxito”, indicó Oláiz.
Los ingleses, señaló, han logrado frenar el impacto de la cepa que se originó en ese país con una campaña de vacunación bastante agresiva y manteniendo las medidas de distanciamiento, pruebas y aislamiento de casos.
Dijo que lo que hay que saber de estas nuevas cepas es que están en competencia con las anteriores y van ganando espacios, por lo que a la larga la mayor parte de los contagios en el mundo serán de estas variantes más efectivas para transmitirse, infectar y causar enfermedad.
“La vacunación ha logrado disminuir los casos graves y defunciones, pero la epidemia sigue avanzando”.
El especialista indicó que su predicción es que habrá al menos un periodo más de casos severo antes de que empiece a ceder.
Por su parte, el infectólogo Alejandro Macías dijo que es muy probable que se registre en el País una tercera ola de Covid-19.
“Pero ya hay mucha gente con inmunidad y el virus tiene menos gente a la que pueda infectar y se esperaría un brote menos intenso. Pero todo puede suceder”, agregó.
El sábado, la Ssa reconoció que a pesar de que las cifras de contagios y muertes por coronavirus van en descenso, existe un alto riesgo si la población relaja las medidas sanitarias.
“No es momento de estar en asistencia a fiestas en estos días de asueto, debemos resguardarnos en casa y que solamente hagamos actividades esenciales”, dijo en conferencia el director de Información Epidemiológica, Christian Zaragoza.