Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La actual administración ha abusado de la adjudicación directa de medicamentos, lo que no garantiza precios ni entrega oportuna, consideró Enrique Martínez, director general del Instituto Farmacéutico (Inefam).
“Prácticamente el 80 por ciento de las piezas que podrían estarse comprando en los siguientes meses han sido por adjudicación directa y eso no garantiza precios ni entrega oportuna y es evidente que hay un desorden, hay falta de liderazgo, no hay coordinación ni comunicación entre ellos, se hacen pasar como víctimas y mejor es señalar a la industria”, señaló en entrevista.
El año pasado, indicó, hubo 40 por ciento más de adjudicaciones directas, que en años anteriores.
Señaló que con la reforma legal que permitirá la compra directa en el extranjero de medicamentos e insumos médicos, aprobada el miércoles en el Congreso, no se necesitaría primero voltear a ver a la proveeduría local,
Afirmó que el Estado ha violado constantemente la Ley de Adquisiciones y con las reformas se pasaría de la investigación de mercado directo a adjudicaciones directas.
“Con lo que se aprobó se exenta al Gobierno federal para que siga con estas prácticas de compra”, apuntó.
“Se está violando la Ley de Adquisiciones, que establecía que primero debía haber una convocatoria nacional, después una bajo tratados internacionales y después tendría que ser excepción un proceso de compra internacional abierta”.
Indicó que otro de los riesgos es que el proceso favorecerá la opacidad.
Advirtió que aún no existe convocatoria para la compra consolidada 2020-2021
“La compra consolidada debe anticiparse entre siete y ocho meses, pero este Gobierno lo hace de manera tardía con muchas claves desiertas”, reprochó.
“En la compras pasadas no se compraron de manera oportuna los fármacos oncológicos, por ejemplo”.