Con la actual temporada de incendios 2021, el Municipio de Aguascalientes registra 2 mil 392 siniestros, que es una cifra similar a los primeros cinco meses del 2020, donde una elevada cantidad de esos percances ocurren por el descuido ciudadano y esta realidad evidencia la urgencia de profundizar en una cultura de responsabilidad civil y de seguridad.
Eduardo Muñoz de León, coordinador de Protección Civil Municipal, aseveró que la pandemia no muestra diferencias notables en el comportamiento de los incendios de año tras año, pero lo que sí es claro es que la ciudadanía debe poner más atención y no tirar vidrio en lotes o en el campo, ya que ese material ha provocado siniestros al entrar en contacto con la reflexión del Sol.
De acuerdo con el comportamiento de estos incidentes, apuntó que 1,505 se relacionan con pastos secos, 5 incendios de carácter forestal, y el número que creció a 396 fue en el rubro de los contenedores de basura provocados por vándalos.
También se contabilizaron dos en el Relleno Sanitario, 130 en casa habitación, otros 114 por basura quemada en las viviendas, 25 en comercios y 16 flamazos.
79 incendios de llantas o desperdicio industrial, 42 casos en corrales y silos, 13 en chatarreras y 65 vehículos de motor.
Agregó que la temporada de calor es un factor para que ocurran los incendios, pero también la gente es un gran causante porque tira basura y los vidrios que desecha por doquier, además avientan desde sus vehículos o mientras caminan sus bachichas de cigarrillo encendidas, las cuales generan fuegos y más con la presencia de los vientos como ocurrió en los meses de marzo y abril.
A pesar de las intensas campañas de concientización realizadas para que la gente colabore y se haga responsable, todavía no se ha logrado la colaboración franca y decidida, pero es tiempo de que pongan atención pues implica el cuidado del medio ambiente, pero sobre todo la vida de los seres humanos.
“Es fundamental que los padres no dejen a la mano de los hijos cerillos o encendedores, porque esos materiales son utilizados por los menores que luego generan incendios en sus casas o en otros espacios”, advirtió Eduardo Muñoz de León.