Staff
Agencia Reforma

GINEBRA, Suiza.- La Organización Mundial de la Salud advirtió que la circulación en curso de la variante Delta del Covid-19 y la aparición y rápida propagación de Ómicron podrían crear un «tsunami» de infecciones que podrían abrumar los sistemas de atención médica.
El promedio mundial de casos nuevos alcanzó un nuevo récord de más de 930 mil el martes, según una base de datos del New York Times. El máximo anterior fue de más de 827 mil, alcanzado a finales de abril.
«Delta y Ómicron son ahora amenazas gemelas que aumentan los casos a cifras récord, lo que lleva a picos de hospitalizaciones y muertes», dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, en su informe epidemiológico semanal, desde Ginebra.
«Me preocupa mucho que Ómicron, que es altamente transmisible y se propaga al mismo tiempo que Delta, esté provocando un tsunami de casos».
La mayoría de nuevas infecciones se han contabilizado en Europa.
En Francia, en las últimas 24 horas se registraron 208 mil casos nuevos, lo que significa que más de dos franceses dan positivo cada segundo, según el Ministro de Salud, Olivier Veran.
Dinamarca es actualmente el país del mundo con más nuevos casos respecto a su población: ayer pulverizó su récord absoluto al registrar 23 mil 228 nuevas infecciones. La incidencia danesa significa que más de uno de cada 60 habitantes dio positivo la semana pasada.
España también reportó cifras sin precedentes: 100 mil 760 nuevos casos. Los últimos récords los registró a mitad de enero, con alrededor de 40 mil.
El repunte de infecciones también alcanza a América, con Estados Unidos a la cabeza.
Dicho país rebasó el martes un nuevo histórico: su promedio de 7 días fue de más de 272 mil, de acuerdo con World O Meters, a diferencia del reportado en enero de 250 mil. Sin embargo, la muertes en esta nación, al igual que la tendencia global, han ido a la baja.
A diferencia de lo que han dicho funcionarios estadounidenses y de otros países, de que Ómicron parece ser menos letal, la OMS dijo que el «riesgo general» relacionado con Ómicron «sigue siendo muy alto». Citó «pruebas congruentes» de que tiene una ventaja de crecimiento sobre Delta.
Si bien señaló que se ha observado un descenso en la incidencia de casos en Sudáfrica, y que los primeros datos de ese país, el Reino Unido y Dinamarca indican un menor riesgo de hospitalización con Ómicron, agregó que se necesitan más datos.
En ese sentido, Tedros destacó que la «narración que se está dando en este momento de que es más leve o menos grave» podría ser peligrosa ya que las altas tasas de transmisión por sí solas podrían llevar a un aumento en las hospitalizaciones y la muerte.

¡Participa con tu opinión!