Verónica Gascón y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo Mexicano de Negocios (CMN) compartió ayer a la virtual Presidenta electa, Claudia Sheinbaum, las preocupaciones del sector por la reforma al Poder Judicial y el llamado Plan C, como la posible pérdida de imparcialidad.
En respuesta, la morenista defendió la reforma, argumentó que se abrió Parlamento Abierto para discutirla y aseveró que ésta no representa autoritarismo ni concentración de poder.
En una reunión de Sheinbaum con el CCE, el presidente del CMN, Rolando Vega, advirtió riesgos a la imparcialidad e independencia por las reformas al Poder Judicial, al sistema electoral y a los órganos reguladores.
«Consideramos que la reforma al Poder Judicial, que establece la elección popular de ministros, magistrados y jueces, podría poner en riesgo su capacidad técnica, imparcialidad e independencia.
«También nos preocupan las reformas al sistema electoral y a los órganos reguladores por su impacto en la certidumbre y promoción de las actividades económicas», manifestó el empresario.
En respuesta, Sheinbaum dijo que se abrirá un espacio de parlamento abierto en el Congreso para discutir las iniciativas y enfatizó que el llamado Plan C no es autoritarismo ni concentración de poder.
«La reforma al Poder Judicial y otras reformas que están planteadas, ahora se está abriendo un espacio de Parlamento Abierto. De ninguna manera esta reforma va a representar autoritarismos, una concentración del poder, ese no es el objetivo.
«Imagínense tantos años, en mi caso, que luché por la democracia en México, que llegando a Presidenta lo primero que quisiera es concentrar el poder, no, no se trata de eso, de ninguna manera», manifestó la morenista.