César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Instituto Nacional de Migración (INM) aseguró ayer que no tolerará que se transgreda la ley y pidió a los connacionales que visiten el País en el periodo vacacional de Semana Santa que denuncien a los funcionarios que realicen actos indebidos.
Grupo REFORMA publicó ayer que un grupo de 50 paisanos que regresó al País denunció que agentes de INM en Nuevo Laredo, Tamaulipas, le exigieron 400 dólares por persona para dejarlos seguir su camino.
«El INM no tolerará que se transgreda la ley ni se lesionen los derechos y salvaguarda de las y los connacionales que visitan México para convivir con parientes y amigos en el periodo de Semana Santa, así como en las temporadas de verano e invierno», señaló el instituto que dirige Francisco Garduño.
«En el marco del arranque del operativo de Semana Santa, este 29 de marzo, invita a paisanas y paisanos a denunciar cualquier acto indebido de la autoridad mexicana durante su ingreso, tránsito o salida de territorio nacional durante los 365 días del año».
La dependencia informó incluso que también se puede descargar la aplicación móvil «Denuncia paisano» para realizar las quejas en caso de que se detecten irregularidades.
El Instituto Nacional de Migración presumió que a través del programa Héroes Paisanos desarrolla tres operativos especiales en periodos de alta demanda, para las vacaciones de Semana Santa, verano e invierno.
«En los que refuerza la coordinación de acciones con 40 instancias gubernamentales para dar la bienvenida a las y los connacionales que visitan México», detalló la dependencia.
Mediante un comunicado, el INM aseguró que su compromiso es atender cualquier acción indebida que sea denunciada, para mantener una atención «de calidad y calidez» hacia los paisanos.
Con el próximo periodo vacacional de Semana Santa, los paisanos comenzaron a regresar al País y con ello también las denuncias de extorsión contra de las autoridades mexicanas.
Rogelio Ávila, presidente de la Asociación de Migrantes Mexicanos en Chicago, compartió testimonios en audio de paisanos que fueron víctimas de extorsión y sufrieron revisiones corporales de oficiales del INM, quienes hasta les quitaron sus zapatos en la búsqueda de dólares.
El integrante del Consejo Nacional de Legisladores y Migrantes (Conalym) narró que la extorsión masiva ocurrió a las 22:30 horas del pasado miércoles en la garita migratoria del kilómetro 26 de la carretera Nuevo Laredo-Monterrey.
«De plano, no podemos con esos de Migración», afirmó Ávila, que desde hace décadas denuncia los abusos contra los migrantes.
«El autobús salió de Minnesota hacia Guadalajara con jornaleros, trabajadores del campo que viajaron legalmente por un programa mexicano».

¡Participa con tu opinión!