Érika Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- El INE abrió diversos procedimientos sancionadores contra Morena por invertir recursos públicos en la revocación de mandato del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pese a que la ley se lo prohibía.

La Unidad de Fiscalización detectó que la dirigencia nacional pagó en su nómina a personal que también se registró como promovente o auxiliar en la recabación de firmas para la realización de dicho ejercicio.

El órgano electoral también encontró que decenas de personas contrataron espectaculares sin tener la capacidad económica para ello, y, casualmente, días antes recibieron trasferencias considerables, por lo que se analizará si el partido o entes prohibidos hicieron una triangulación.

El próximo martes, el Consejo General analizará el informe sobre los gastos que realizaron los partidos en el proceso de revocación, por lo que prevé abrir un procedimiento administrativo sancionador oficioso, por las irregularidades detectadas.

En estas anomalías también están involucrados el PVEM y el PT.

«La resolución mediante los referidos procedimientos oficiosos garantiza el debido proceso, por lo que se estima que con ello no se afecta o vulnera algún derecho partidista, sino, por el contrario, se garantiza la resolución pronta de los asuntos relacionados en el proceso de revocación de mandato», argumenta la Unidad de Fiscalización al Consejo.

Además de los nuevos procedimientos que se propone abrir, están en curso 12 investigaciones por el uso irregular de recursos en el proceso de revocación por parte de funcionarios, dirigencias de Morena, la organización Que Siga la Democracia y autoridades municipales.

Los hallazgos

De las publicaciones en el periódico oficial de Morena, conocido como Regeneración, se advierte que se invirtieron 17 millones 75 mil pesos en publicaciones de apoyo al Presidente de la República en la jornada de revocación.

«Se aprecia un posicionamiento en favor de la participación ciudadana en el referido proceso y, con ello, se contraviene la prohibición que tienen los partidos políticos de promoverlo o difundirlo», advirtió el INE.

También se detectó publicidad en redes sociales en sitios de Morena.

Tanto Morena como el PT incorporaron en sus nóminas a personas que se inscribieron como promoventes o auxiliares para recabar firmas, lo que viola la Constitución.

Por ejemplo, la dirigencia nacional de Morena pagó a 142 personas 5 millones 148 mil pesos por sus servicios de octubre a febrero, mientras que el PT erogó un millón 419 mil en 67 empleados que recabaron firmas.

«Se observaron elementos para cuestionar la realización de dos actividades de manera simultánea por parte de los auxiliares con el sujeto obligado y con retribución proveniente del recurso destinado para su operación ordinaria», señaló.

En las respuestas de los partidos, se reconoce que esas personas participaron en la recabación de firmas, pero se niega que fueran contratadas por los partidos para tal fin.

¿Triangulaciones en espectaculares?

Durante todo el proceso de revocación, partidos y organizaciones denunciaron el despliegue masivo de espectaculares en todo el País a favor de López Obrador.

Ante la sospecha sobre quién estaba pagando dicha campaña, el INE obligó a los dueños de los anuncios informar quién los había pagado, a fin de detectar el origen de los recursos, y detectar si eran recursos ilegales o públicos.

El Instituto afirmó que se detectaron a 240 personas que contrataron espectaculares, sin embargo, sólo logró conseguir la información de 45.

Estas pagaron 5 millones 221 mil pesos en 479 anuncios, por lo que la autoridad reconoce que no saben quién pagó cientos de anuncios más en todo el País.

Sin embargo, la Unidad de Fiscalización advierte situaciones sospechosas.

Por ejemplo, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores entregó al INE los estados de cuenta de 30 de esas personas, y en seis casos tuvieron depósitos previos.

Dos mujeres, de nombre Mariana y Esther -el órgano electoral protege sus apellidos- pagaron 72 mil 129 pesos cada una a la Comercializadora Laredo Bilboards por cinco espectaculares.

Ambas recibieron ese dinero en «préstamo» de las empresas Consutec y Exxel Internacional, pues el dinero que perciben en sus cuentas, se afirma que no tienen la solvencia económica para devolver dichos recursos.

Luis Humberto pagó 144 mil a la misma proveedora, pero días antes recibió del extranjero un depósito por 7 mil 500 dólares, y en su cuenta sólo había 17 mil pesos.

Con Comercializadora Laredo se ubican los casos más sospechosos, pues otra persona pagó 288 mil 515 pesos, pero justo ese día recibió una transferencia por 289 mil pesos, cuando su cuenta bancaria apenas tenía 11 pesos.

La empresa Graficach es la que más gastó en anuncios, casi un millón de pesos en 51 estructuras, mientras que un hombre llama Oscar Humberto erogó 824 mil pesos en 45 espectaculares. En la lista de contratantes no aparece Que Siga la Democracia.

Lo único que tenían permitido los partidos era gastar en representantes de casilla, por lo que Morena, al desplegar su estructura en 57 mil casillas, gastó 41 millones de pesos, mientras que el PAN 200 mil pesos, pues sólo instaló en el 20 por ciento.

«Si bien lo reflejado en el presente informe son presuntas irregularidades y, en este momento, no es posible determinar en definitiva su existencia y la conducta irregular atribuible a algún sujeto responsable.

«Es necesario seguir la lógica establecida por la Sala Superior, en el sentido de no retrasar las resoluciones hasta la revisión de los informes anuales, sino resolverlos de forma expedita mediante el procedimiento administrativo sancionador oficioso en materia de fiscalización», añade el informe.

¡Participa con tu opinión!