Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-La afectación económica del País podría ser peor de lo previsto si se lleva a cabo un desconfinamiento prematuro, aseguró Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México (Banxico).

De acuerdo con el más reciente informe trimestral del banco central, presentado hoy, economía mexicana podría contraerse hasta 8.8 por ciento este año.

“Tenemos que tener mucho cuidado en evitar un escenario que no tenemos contemplado en este informe, que es una recuperación en forma de W.

“Tenemos que tener mucho cuidado en esta etapa de recuperación y desconfinamiento para que no sea prematuro, que no esté mal habido y no vayamos a caer en una segunda fase de doble recesión”, advirtió Heath.

Explicó que un desconfinamiento acelerado podría generar rebrotes que obliguen la autoridad sanitaria a restablecer las medidas de aislamiento que afecten a la economía nuevamente.

“Hay que escuchar a los expertos, ojalá que los expertos estén tomando en cuenta precisamente esa posibilidad para evitarlo a toda costa (los rebrotes), porque ese sí sería el peor escenario al cuál podríamos enfrentarnos”, advirtió.

Sobre la recuperación de la actividad económica, el Gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, explicó que existe mucha incertidumbre pero que todo dependerá de la resistencia de las empresas.

“Una recuperación económica y más de algo que es un choque exógeno a la actividad económica, al ciclo económico y al ciclo financiero, la recuperación va a depender mucho de cuánto dura el impacto de esta afectación a la actividad económica y distanciamiento social.

“En la medida en que no se pierda actividad productiva y que las entidades productivas puedan sobrellevar esta emergencia, estaremos en una mejor posición para tener una recuperación más ágil” dijo.

No obstante, si se requieren más medidas para contener la pandemia, la afectación por el lado del empleo y de la actividad económica serán mayores aseguró Díaz de León.

Finalmente, sobre la polémica de adelantar los remanentes de operación de Banco solicitada por el Ejecutivo en abril, Díaz de León dijo que no existieron recursos para tal efecto.

“Los remanentes que en abril se hubieran podido tener este año eran con relación a la operación del año anterior. El año anterior hubo pérdida del ejercicio, por lo que no hubo lugar a ningún tipo de remanente”, dijo.