José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- La propuesta de reforma eléctrica del Presidente Andrés Manuel López Obrador podría tener impactos negativos para la inversión estadounidense y obstaculizaría la cooperación entre ambos países hacia mercados energéticos abiertos, advirtió ayer la Secretaria de Energía, Jennifer Granholm.
«En cada reunión (con funcionarios mexicanos, incluido López Obrador), expresamos las preocupaciones reales de la Administración Biden-Harris», dijo la Secretaria en un comunicado, tras su visita de dos días a la Ciudad de México.
«La reforma propuesta también podría obstaculizar los esfuerzos conjuntos de EU y México en materia de energía limpia y clima. Debemos mantener y mejorar mercados energéticos abiertos y competitivos que beneficien a América del Norte».
Granholm aseguró que sus contrapartes mexicanas se comprometieron a apoyar las energías limpias y resolver dentro del Estado de Derecho las disputas actuales sobre proyectos energéticos.

¡Participa con tu opinión!