Las nuevas condiciones laborales para mejorar la situación de los trabajadores del campo representan un desafío para las empresas agrícolas, que podrían tener dificultades para cumplirlas a corto plazo, admitió el presidente de la Comisión Laboral de Coparmex Aguascalientes, Juventino Romero de la Torre.

Explicó que las recientes reformas a la Ley Federal del Trabajo, aprobadas por el Congreso, estipulan que los trabajadores agrícolas deben contar con alojamiento adecuado y áreas de descanso en sus lugares de trabajo.

Además, señaló que las empresas que emplean personal en el campo están obligadas a proporcionarles alimentos suficientes y variados, realizar contrataciones mediante acuerdos escritos y ofrecer seguros de vida para los jornaleros migrantes, cubriendo todos sus desplazamientos.

Romero de la Torre destacó que se han implementado medidas para proteger a los niños, evitando que trabajen en el campo o acompañen a sus padres en las labores agrícolas, una práctica común ante la falta de opciones seguras donde dejar a los menores.

RETOS. El representante empresarial destacó la importancia de estas reformas legales para lograr un sector agrícola productivo y eficiente. Sin embargo, advirtió que existen complicaciones para la aplicación efectiva de esta ley.