El señor Juan Manuel “N” se atendió en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Aguascalientes, donde siempre sintió palabras de aliento en todo momento por parte del personal que ahí labora. “No los conocía físicamente porque usaban equipo de protección, pero quiero decirles que les estaré eternamente agradecido”.

Juan Manuel tiene 78 años y padece Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). No creía en la existencia del coronavirus, incluso, se contagió, presentó los primeros síntomas y dejó pasar varios días, hasta que su estado empeoró.

“En un principio le di poca importancia al malestar y fui incrédulo del COVID-19. Hasta que se complicaron los síntomas. No obstante, jamás imaginé la calidad de atención que me darían”, dijo Juan.

Por su parte, la señora Isabel “N”, esposa de Juan, compartió que la decisión de ingresar a su esposo al hospital no fue sencilla, pero “sin duda alguna fue la mejor decisión”.

En el hospital lograron estabilizar a Juan muy rápido, y cuando lo dieron de alta, siguió recibiendo de manera telefónica tratamiento por parte de la doctora María de Lourdes Sauceda. “Es un ángel que se cruzó en nuestro camino. Fue de gran ayuda para su recuperación”, expresó la señora Isabel.

A pesar de haber perdido 18 kilos de peso, Juan se siente optimista, feliz y con una segunda oportunidad de vida. “Quiero aprovechar a mi familia y a mis nietos que son mi adoración y por quienes seguiré cuidándome diariamente”.

Juan ahora sí cree que existe el COVID-19 y es testigo de sus efectos; por ello, invita a todas las personas a continuar con las medidas sanitarias para evitar que los contagios continúen.

Cabe señalar que el paciente es una de las 17 mil 800 personas recuperadas de COVID-19 con atención médica ambulatoria y hospitalaria del IMSS en Aguascalientes.