El presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Rojas García, anunció que los jueces trabajarán en virtualidad como estrategia para combatir el rezago procesal, a pesar de la falta de recursos para nuevas instalaciones y más personal. Rojas García indicó que el aumento presupuestal del 2.3% para el año 2024 es insuficiente, pero aseguró que no se dejará de realizar el trabajo, aunque persistan estas limitaciones.
Rojas García enfatizó la importancia de la justicia oportuna, «La justicia que no se imparte en tiempo, no es justicia», y declaró que es esencial buscar alternativas como la implementación de jueces virtuales que se concentren en generar resoluciones.
El presidente detalló que el Consejo de la Judicatura ha autorizado la creación de centros auxiliares de justicia, donde un grupo de jueces y juezas trabajarán a distancia, sin necesidad de una plantilla adicional ni de alquilar o construir nuevas oficinas. Estos jueces enfrentarán el desafío de abordar rezagos significativos, con hasta 100 sentencias pendientes de ser emitidas por juzgado en promedio, lo cual es preocupante, considerando que una sentencia podría demorarse hasta un año.
Además, explicó que la contratación de nuevos jueces en modalidad virtual implica un proceso de emisión de convocatorias por parte del Consejo de la Judicatura, lo que ayudaría a reducir el tiempo de emisión de sentencias y otros resolutivos. “Es muy difícil contratar una plantilla completa para un juzgado, pero se tendrán más jueces, dado que en un juzgado se reciben cerca de 2,500 expedientes nuevos cada año”, subrayó.
Finalmente, el magistrado estimó que la implementación de estos centros auxiliares se concretará pronto para ayudar a eliminar el rezago de resoluciones durante los meses de abril y mayo.