Un menor de 13 años de edad, deprimido por problemas familiares, fue encontrado sin vida en el interior de su último domicilio. Los hechos se registraron en el fraccionamiento Trojes del Sur.
Minutos antes de las 16:00 horas de ayer, elementos del Destacamento Insurgentes atendieron el reporte en el que informaban de una persona de sexo masculino que había atentado contra su vida, misma que se encontraba inconsciente, por lo que solicitaban el arribo de cuerpos de emergencia.
Debido a ello, los oficiales se trasladaron hasta el lugar del reporte, donde al llegar lograron entrevistarse con el abuelo de la víctima, identificado como Saúl, quien señaló que minutos antes había encontrado suspendido a su nieto, en el interior de su recámara, descolgándolo al momento para posteriormente recostarlo en la sala con la esperanza de que aún estuviera fuera de peligro.
Fueron paramédicos quienes al valorar al adolescente, lamentablemente confirmaron la ausencia de signos vitales.
De acuerdo a declaraciones de familiares, el joven se encontraba triste por el divorcio de sus padres.
Finalmente se solicitó la presencia de personal pericial, quienes se encargaron del levantamiento del cuerpo.