Un menor de edad se puso al volante de una camioneta y provocó un fuerte accidente, ya que se fue a estrellar contra un poste del alumbrado público. Aunque afortunadamente no hubo personas lesionadas, los daños materiales que causó fueron cuantiosos.
La irresponsabilidad de los padres quedó patente cuando ayer a las 04:30 horas, un menor que tiene apenas 13 años de edad, conducía una camioneta Chevrolet tipo vagoneta.
Al circular a velocidad inmoderada y sin precaución por el bulevar Guadalupano, al llegar a la altura de la calle Humberto Brand, perdió el control del volante, lo que provocó que se fuera a estrellar contra un poste del alumbrado público.
Al lugar del percance arribaron los elementos de Vialidad Municipal, quienes confirmaron que el irresponsable conductor se encontraba ileso, por lo que posteriormente fue trasladado hasta su domicilio y entregado a su madre.