Si de algo tienen que presumir los panistas de Aguascalientes es de tener un manejo transversal. Las legislaturas transcurren, pero las actitudes de las y los diputados de este origen es el mismo, dispuestos a atropellar a quien sea, así se trate de los propios correligionarios. La unidad partidista de que se vanaglorian  termina cuando se trata de obtener un punto que les deje una ventaja política, por lo que no extraña que llegado el momento dejen el monolitismo y cada quien vaya por donde más conviene a sus intereses.

Lo que hoy sucede en el Congreso del Estado es una película que como dijera el clásico, ya la vi, por lo tanto no extraña el comportamiento del diputado Enrique García López, alias “galo”, que se regodea con los “golpes” que le ha asentado a su propia bancada, pero no está conforme con ello, por lo que ahora va tras la cabeza de Gustavo Báez Leos, al que le exige que si quiere seguir como presidente del Comité Estatal pida licencia como diputado y si su intención es mantenerse en la Legislatura entonces que renuncie al liderato estatal.

Sea que se defina por una u otra posición el propósito es sacar del camino a Báez, que en las actuales condiciones tiene posibilidades de disputar una las candidaturas a diputado federal e incluso ir por la alcaldía de la capital, de ahí que García busca el apoyo de sus correligionarios  para forzar a su dirigente.

Enrique García ve la paja en el ojo ajeno, porque tratándose de él atesora comisiones internas del Congreso y para lograrlo no importa si hay que derribar a quien sea, que fue el caso de la diputada Karina Eudave Delgado, a la que desbancó de la presidencia de la Comisión de Vigilancia, sin que él y quien votaron a favor tuvieran la delicadeza de comunicárselo previamente a la diputada., lo que deja en entredicho el slogan de que “somos la legislatura de la paridad de género”, claro, lo es siempre y cuando ellas se sometan a los caprichos e intereses de los ¿caballeros?.

Es un comportamiento que no cambia. El mejor ejemplo de este tipo de peloteras se vivió en la LIX Legislatura (2004-2007), que no obstante que el grupo albiceleste era mayoría absoluta no logró los cambios constitucionales que habían prometido en campaña y que pudo haber cambiado el estado de cosas mirando hacia el futuro.

La generalidad de los que ocuparon entonces una curul le debían el triunfo al candidato a gobernador Luis Armando Reynoso Femat, que supo tejer bien el apoyo social al enarbolar la llegada del futbol profesional y a la serie de programas que llevó a cabo en las colonias urbanas y comunidades rurales, haciéndolo como un “simple ciudadano”.

El grupo se partió en dos, un bando que apoyaba a Reynoso Femat, ya como gobernador, y otro que rechazaba deberle algo, lo que llegó al grado que los cuatro diputados del PRI, entonces comandados por el hoy ex priista Armando Guel Serna lograron la aprobación de varias iniciativas, que en otras circunstancias habría sido casi imposible, pero a como estaban las cosas entre los panistas bastaba con hablarles al oído para lograr su apoyo.

En esa bancada estuvieron David Ángeles Castañeda, José de Jesús Santana García, César Pérez Uribe, Rubén Camarillo Ortega, José Antonio Arámbula López y Marta Elisa González Estrada, entre otros, algunos de ellos todavía vigentes en puestos menores y otros recién premiados con una notaría, pero cuando más  necesitaba su partido que actuaran cohesionados siguieron los dictados de su interés y en el pecado llevaron la penitencia, puesto que después que concluyeron su comisión tuvieron que remar contracorriente para hacerse de un espacio…

 

LENTO PERO SEGURO

Es difícil relegar la pandemia y todas las secuelas que trae consigo, pero como el caminante que se ve forzado a seguir avanzando la vida en Aguascalientes no se detienen, y así se hace constar en la industria automotriz, que poco a poco va tomando ritmo.

Está claro que 2020 es un año perdido en la fabricación y venta de vehículos, pero el hecho mismo que las plantas ensambladoras estén en operación ya es ganancia, porque esto significa que a partir de 2021 podría empezar a mejorar el mercado.

El secretario general del Sindicato de la Industria Automotriz, Rogelio Padilla de León, consideró que desde este mes puede haber una mejoría y la cual se irá incrementado en lo que resta del año, por lo que existe confianza que en el próximo ciclo se vaya ganando rumbo.

El propósito es dejar atrás lo vivido en abril, mayo, junio, julio y a principios de agosto, que fue “terrible”, apuntó, al parar las plantas ante el embate del coronavirus, pero una vez que se regresó a la actividad ha ido creciendo la producción, lo que contribuye en gran medida a que los trabajadores recuperen su nivel de ingresos, que también se vio perjudicado por el tiempo que dejaron de laborar.

Padilla de León consideró que aún cuando sigue vigente la recesión, la demanda de Estados Unidos y Canadá ha estado presente, por lo que sin ser la de otros años favorece a las compañías automotrices de México, lo que en gran parte beneficia porque si en lugar de estancarse o retroceder hay un avance, que puede ser ligero, “para nosotros ya es ganancia”.

Se trabaja para alcanzar la mayor cantidad de unidades ensambladas en el último trimestre del año y ante todo que no se pierda el empleo, que es la mayor preocupación de la organización, al mismo tiempo que las empresas vayan mejorando en sus finanzas, que sin duda resintieron fuertemente el coletazo de la pandemia.

El líder de los trabajadores del sector automotriz subrayó que al cierre de agosto fue positivo, porque el sector avanza gradualmente con estabilidad y aunque a estas alturas no se llega al 100% de la capacidad instalada, puesto que unas firmas están al 70 y otras al 80%, lo importante es que la plantilla se mantiene y no se tiene previsto ningún despido.

De cualquier manera en algunas empresas siguen los paros técnicos, lo que obliga a que deje de operar unas líneas, sin embargo no es una situación generalizada, cuando mucho es el 20% y se toma como descanso o de vacaciones.

En este sentido, lo que más se cuida es que no haya destituciones, por lo que mientras se mantenga el número de operarios no hay objeción alguna, ya que lo fundamental para la representación sindical es la conservación del empleo y en esto están enfocados todos sus esfuerzos, puntualizó Rogelio Padilla.

ESTÁ DE REGRESO

El presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Herminio Ventura Rodríguez, fijó la postura del instituto político, al citar que se trabaja “sin rencores ni resentimientos”, por lo que aquellos que por alguna razón se alejaron los últimos años pueden reintegrarse a su labor partidista. Todos son necesarios para llevar adelante los programas y acciones que se han propuesto y que requieren de la participación decidida del priismo en general. “A todos los necesitamos de cara al proceso de 2021y van a abonar para engrandecer al partido, les vamos a abrir las puertas y queremos que se despojen de la telarañas mentales”, reiteró. Tanto a nivel de oficina estatal como en los recorridos que ha llevado a cabo por los comités municipales y seccionales ha encontrado buen ánimo, exhortándolos a participar en las tareas que se les encomiende y estén atentos a solidarizarse con el partido cuando se les invite a formar parte de la representación en las casillas, al mismo tiempo que todos los militantes estén mentalmente preparados para ir a votar el primer domingo de junio y con ello hacer que los candidatos del tricolor obtengan los espacios que se han propuesto. Son momentos de unidad, de definición, de demostrar que el priismo es actual y la única manera de lograrlo es concurrir a los actos que se les convoque, sostuvo el profesor Herminio Ventura, durante las reuniones con los adeptos. Reiteró que la invitación es abierta y sin reservas, por lo que basta con que se hagan presentes para que reciban la atención que corresponde, convocatoria que puntualizó, es para la totalidad de los militantes.