Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que ha sido necesario corregir y rectificar algunas de las decisiones que ha tomado en lo que va de su Administración.
En conferencia, fue cuestionado sobre el tiempo que ha tardado en combatir la corrupción en áreas estratégicas como las aduanas, por las que han pasado hasta ahora tres distintos titulares.
De manera particular, se le pidió que explicara las razones que lo llevaron a nombra primero como Administrador General de Aduanas a Ricardo Peralta, quien fue calificado como “un recomendado” de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.
-¿Por qué haber nombrado a un recomendado, Presidente, por qué perder casi dos años de Gobierno en puestos clave?- se le preguntó.
-Tú me dices: ¿por qué no (nombré) a Horacio (Duarte) desde el principio? Bueno, porque no pensábamos que íbamos a necesitar a Horacio desde el principio. Lo importante es que, aunque sea tarde, estamos corrigiendo, rectificando- respondió.
El mandatario remarcó que continuará la labor de limpieza en áreas estratégicas.
“Vamos a seguir limpiando, vamos a seguir limpiando porque muchos pensaron que era más de lo mismo, que podían llegar y, lo mismo, las relaciones y que la política era desayunar con políticos, comer con políticos y cenar con políticos, y levantar el teléfono y hacer uso del influyentismo. Todo eso se hace a un lado. Y no sólo en el caso de servidores públicos, familiares, amigos. Se acaba la corrupción, se acaba la impunidad”, indicó.
Es necesario, insistió, mantener una revisión del Gobierno para “acabar con la peste de la corrupción”.
Celebró que quienes incurran en esas prácticas estén cada vez más estigmatizados.
“Además es mal visto ya, hemos avanzado, que es muy mal visto el corrupto, no quiero usar la expresión porque luego se malinterpreta, pero está estigmatizado ya el corrupto, ya no es como antes de que se le aplaudía, que se le celebraba”, apuntó.