Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El mayor riesgo que enfrenta el actual proceso electoral es el de la violencia del crimen organizado, reconoció ayer la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

En una reunión virtual con gobernadores, la funcionaria indicó que se han incrementado los ataques en contra de candidatos, por lo que hizo un llamado a estrechar la coordinación institucional para garantizar la seguridad.

“De hoy jueves 27 de mayo al día de la jornada electoral, el mayor riesgo de gobernabilidad y al proceso electoral que hemos detectado desde el Gobierno de la República, es lamentablemente la actividad de grupos del crimen organizado que pueden afectar y lastimar, incluso como lo hemos estado viendo, al extremo de privar de la vida a candidatas y candidatos, sin distinción de partido político”, indicó.

El riesgo, añadió, está presente en varias regiones del país y afecta principalmente a candidatos a cargos municipales

“El crimen organizado lo que quiere es territorio, y el territorio es precisamente a nivel municipal, de ahí la vulnerabilidad en algunos casos de los candidatos a elección popular en los municipios, ya sea como presidentes municipales, regidores, síndicos”, señaló.

Sánchez Cordero dijo que de los casi 22 mil cargos que están en disputa, sólo 500 son del ámbito federal –para diputados–, y el resto del ámbito local, de ahí la importancia de que los gobernadores participen para garantizar que la jornada electoral se dé en orden y en paz.

“Cualquier incidente que ocurra en una casilla, es y de manera simultánea indisoluble del ámbito federal y del ámbito local, lo peor que puede ocurrir el domingo 6, es ponernos a discutir a quién le toca, lo que tenemos que tener presente es auxiliar a los y las ciudadanas que integran las mesas directivas de casilla cuando requieran apoyo”, apuntó.

Pese a la violencia y la situación generada por la pandemia de Covid, la funcionaria dijo que los problemas que prevé el Instituto Nacional Electoral (INE) son menores comparados con el reto que implica el proceso en marcha.

“De las 166 mil casillas (que serán instaladas), solamente el INE nos ha dicho que 200, o sea, un número muy pequeño comparadas con las 166 mil, sólo 200 casillas estarán en riesgo de no ser instaladas, del universo de más de 166 mil que funcionarán en todo el territorio nacional.

“O sea que estamos hablando del 0.12 por ciento del total de casillas, por eso yo quisiera que ustedes tuvieran esta dimensión de lo que significa esta pequeña cantidad de casillas que están en riesgo de no ser instaladas, que ubiquen ustedes la magnitud de los hechos en este contexto de la mayor elección de nuestra historia”, indicó.