Ángel Charles
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- El Gobernador Samuel García reconoció ayer que adquirió una propiedad de 17.6 hectáreas en un sector exclusivo llamado en Mesa de la Corona, en San Pedro, que, según especialistas en bienes raíces, tiene un valor superior a los 700 millones de pesos.
Sin embargo, el emecista sostuvo que no compró el terreno y alegó que se lo entregó Grupo Gentor como «dación de pago» por servicios que prestó desde el 2005 su despacho legal, Firma Jurídica y Fiscal -de la que es socio su padre, Samuel García Mascorro-, por ahorrarle más de 20 mil millones de pesos en créditos fiscales.
El Ejecutivo aseguró que el predio fue pago a Firma Jurídica y Fiscal, pero no aclaró por qué el pago del ISAI por la adquisición del inmueble salió a nombre de Saga Tierras y Bienes Inmuebles, también propiedad del Gobernador, como publicó REFORMA ayer.
«Grupo Gentor, que todo Nuevo León lo conoce de la familia Garza Calderón», dijo García en un video, «un grupo muy importante es y ha sido el principal cliente de papá, desde el año 2005 trae temas legales fiscales, contables.
«Derivado de las auditorías han salido créditos fiscales y cobros del SAT al Grupo por más de 20 mil millones de pesos que papá les ha ido ahorrando, cancelando, porque papá es el mejor Fiscalista de Nuevo León», agregó.
El Mandatario sostuvo que Gentor ha tenido problemas de flujo por el tema fiscal y le está pagando con terrenos, entre ellos el de Mesa de la Corona, que el Gobernador valuó en 300 millones de pesos; ranchos, carros y más, sin dar detalles.
Se buscó una entrevista con el Gobernador, a través de la Dirección de Comunicación, pero no atendió las peticiones. Tampoco se entregaron las escrituras, pese a que García dijo que son públicas.