Mirna Ramos 
Agencia Reforma

MONTERREY, NL: El Gobernador Samuel García admitió que su despacho Firma Jurídica y Fiscal Abogados recibió pagos por más de 200 millones de pesos de una empresa vinculada a un proveedor estatal, pero alegó que se trató de pagos por honorarios que brindó a la empresa desde el 2017.

Sin embargo, el Mandatario no respondió por qué esos egresos empezaron en octubre de 2021, justo cuando inició su gestión como Gobernador.

Primero en una rueda de prensa, y luego por medio de un comunicado, García aseguró que en 2017 empezó servicios a Proveedor de Productos Mexicanos Jace como parte de una auditoría de la que fue objeto en 2015 y por la cual se generó un crédito fiscal que fue nulificado.

En la rueda de prensa dijo que el crédito fiscal fue de 196 millones de pesos.

Se solicitó información adicional a través del área de Comunicación sobre esta operación y sobre cómo y en cuánto y a qué plazo se fijaron los honorarios del despacho, pero no han proporcionado datos.

EL NORTE publicó hoy que Suministro MYR, proveedor que ha facturado durante este sexenio casi mil millones de pesos al Gobierno estatal, pagó a Jace 237 millones de pesos y que esta compañía a su vez pagó 202 millones de pesos a Firma Jurídica y Fiscal Abogados, de la cual el Mandatario es socio.

MYR y Jace comparten socios y apoderados, quienes son parte de una misma familia.

En la rueda de prensa, el Gobernador no respondió sobre los 29 pagos realizados a partir de 2021 y si sus servicios se pagaron en abonos y bajo qué criterios.

También se le cuestionó si le pagaron algo entre 2017 y los años subsiguientes, pero no tocó ese tema.

Aunque cada factura está vigente y fue verificada ante el SAT, el Mandatario aseguró que el origen de la información es la Fiscalía General del Estado, que desde hace meses inició una investigación sobre sus empresas.

«El origen de esta nota es un montaje, y luego, una filtración hecha por la Fiscalía del Estado, manejada por la vieja política, que desde enero ha estado investigando a las empresas de mi familia, como una forma de presionar, extorsionar y difamarnos durante este proceso electoral», dice el comunicad estatal.

«Sé que vendrán más ataques como este, por una sencilla razón: son tiempos electorales y así opera la vieja política. También porque el gobierno tiene miles de proveedores y el despacho que fundó mi padre tiene muchos clientes porque lleva muchos años siendo uno de los mejores de Nuevo León.

«Estoy muy tranquilo porque no tengo nada que ocultar y porque tengo pruebas y argumentos para desmentir cada acusación falsa que hagan. Afortunadamente, mi patrimonio lo construí trabajando duro y mucho antes de entrar a la política».