Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La actual administración no ha logrado detener el incremento de enfermedades crónico-degenerativas, como obesidad, hipertensión y diabetes, que desde hace dos décadas arrastra el País, e incluso la pandemia de Covid-19 propició la detención de consultas preventivas, alertó Zoé Robledo, director del IMSS.
«El Presidente Andrés Manuel López Obrador todos los meses presenta una curva durísima para el País, pero muy real: se ha detenido la tendencia al alza del número de homicidios, no han disminuido, pero se detuvo la tendencia.
«En salud no podemos dar ese buen resultado. No hemos logrado que el incremento de males crónicos se detenga, entre otras cosas, por la pandemia, pero hoy ya no hay pretexto», dijo ayer durante el lanzamiento del programa PrevenIMSS+.
Acompañado de representantes de organismos internacionales y del sector salud del Gobierno federal, Robledo indicó que los datos de la Ensanut 2021 son alarmantes respecto al incremento de obesidad, hipertensión y diabetes.
De acuerdo con la encuesta, presentada la semana pasada, el 69.7 por ciento de los adultos mexicanos tiene sobrepeso u obesidad, en tanto que el 28.2 por ciento padece hipertensión y el 15.8 por ciento diabetes.
El director del IMSS explicó que el objetivo de la estrategia presentada ayer es que la población cuente con servicios para identificar y tratar estas enfermedades desde el primer nivel de atención.
Advirtió que luego de la pandemia se reportó una disminución de consultas, ya que en 2021 se otorgaron unas 26 millones en el ámbito preventivo, mientras que en 2019 fueron 31 millones.
«Lo que queremos para 2022 es recuperar por lo menos las cifras de hace tres años», señaló.
«Mucho de esto se puede convertir en una tormenta si no tomamos decisiones a tiempo: hábitos más sedentarios, incremento del peso de las personas, junto con una disminución tan importante por parte de los prestadores de servicios. A ese nivel de riesgo estamos si no tomamos las decisiones el día de hoy».
Mauricio Hernández, director de prestaciones del IMSS, precisó que la prevalencia de sobrepeso y obesidad se ha duplicado en los últimos 20 años en la población de 5 a 11 años, en adolescentes ha aumentado un 80 por ciento y en la población de 20 o más un 30 por ciento.
«El resultado de esta tendencia es preocupante porque se prevé que en los próximos 30 años en México se producirán más de 25 millones de casos de enfermedades crónicas, mismos que se reflejarán en 8.9 por ciento del gasto total en salud durante el periodo de 2020 a 2050 y una pérdida de productividad equivalente a 2.4 millones de trabajadores de tiempo completo», advirtió.