Jacqueline Ponce León
Agencia Reforma

CDMX. -Carlos Bonavides se arrepiente de haber perdido a quien califica como la mujer de su vida, su esposa, Yodi Marcos, por haber cometido una infidelidad.
«Yodi y yo estamos separados amorosamente. Ella es una mujer que respeta, una excelente esposa, madre e hija. El culpable de esta separación fui yo porque hace dos años cometí una infidelidad a la que ella no se ha podido sobreponer.
«El único culpable de esta situación fui yo. Me arrepiento profundamente porque perdí a la mejor mujer de mi vida», dijo el actor, en entrevista.
Recordado por su rol de Huicho Domínguez en la telenovela El Premio Mayor (1995), Bonavides compartió 16 años en unión y matrimonio con Marcos, y fruto de su amor nació su hijo, Tadeo, actualmente de 15.
«Yodi siempre se ha portado maravillosamente conmigo, me ha atendido, me sigue atendiendo y dando de comer. Vivimos en la misma casa, ella en su recámara y yo en la mía. Hay planes de que se independice.
«Tadeo se dio cuenta de que ahora somos amigos y que nos llevamos mejor que cuando estábamos unidos. Él está de acuerdo porque es un alma vieja, un joven muy maduro, y nos quiere a los dos. Me da la bendición todas las noches y su madre es su baluarte principal», compartió Bonavides, de 83 años.
El actor es consciente de que, al existir una diferencia de edades de 35 años, Marcos puede abrirse al amor y le pidió que no sea juzgada por eso.
Bonavides tiene otros dos hijos: Álex Ruiz, a quien conoció cuando éste tenía más de 20 años, y Aylín Barrera, de cuya existencia supo en 2020, después de que su madre, Carmen Barrera, lo hiciera público.