Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El actual Gobierno desmanteló el sistema de compras y distribución de medicamentos que operaba en el País en sexenios pasados y designó a Birmex para realizar esas tareas, pero la paraestatal admitió que no ha logrado establecer el programa de distribución por la complejidad que implica y por falta de recursos.
«Debido al nivel de complejidad que implica el desarrollo de un Sistema Nacional de Distribución que cubra las necesidades de un territorio como es la República Mexicana no se ha concluido el desarrollo del proyecto», admitió Birmex en su informe Avance y Resultados 2021.
La empresa tiene como propósito, además, garantizar la producción de vacunas, productos biológicos, químicos farmacéuticos, reactivos, medicamentos e insumos.
Sin embargo, para la producción de antídotos para el envenenamiento por picadura de alacranes y otros animales ponzoñosos, Birmex se encuentra en proceso para renovar el Certificado de Buenas Prácticas, que otorga la Cofepris, de acuerdo con el informe.
En 2021, el gasto de Birmex ascendió a 63 millones de pesos, cifra superior en casi 67 por ciento respecto de 2020, pero la mayoría (34.8 millones de pesos) se destinó al mantenimiento de inmuebles administrativos.
Además, las erogaciones en servicios personales sumaron 294.6 millones de pesos, 15.7 por ciento más respecto de 2020.
Según Birmex, eso permitió la contratación de personal eventual para dar cumplimiento a la distribución de la vacuna Covid y distribución de medicamento.
Rafael Gual, director general de Canifarma, refirió que la situación es tal que este año el IMSS hizo una licitación para la distribución de sus medicamentos y Birmex fue descalificado por no tener las condiciones para llevarlo a cabo.
«La distribución de medicamentos requiere especialización. Son cerca de mil 200 claves (de medicamentos) diferentes; surten cerca de 180 proveedores y cada lugar tiene una demanda completamente distinta. Hacer la selección de productos que van para cada uno de los casi 7 mil puntos, es muy complejo. Hay que tener un almacén computarizado.
«Tener la infraestructura que se tenía llevó décadas. Sabíamos que no se lograría construir esos almacenes y tener los medios de transporte especializados en un año ni en dos ni en cuatro», afirmó.