Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que existe una tendencia al alza de delitos en el País, pero aseguró que su Gobierno trabaja para enfrentar el problema, con una estrategia integral que incluye la coordinación entre las dependencias federales.
«No ha sido fácil, porque ha habido una tendencia al alza en delitos en general, con pocos elementos e instrumentos para enfrentar el problema de la inseguridad, de la violencia. Entonces, hemos iniciado de cero, no había elementos de seguridad», expresó.
El Mandatario denunció que, además de corrupción, existía contubernio entre las autoridades y la delincuencia, por lo que es necesario erradicar esas prácticas.
«Ya saben ustedes lo que sucedía con la Policía Federal. En el caso del Ejército y la Marina no podían actuar legalmente en materia de seguridad pública, había mucha corrupción, mucho contubernio entre autoridades y delincuencia», dijo.
En su conferencia de prensa matutina, reconoció que la consolidación de bandas delictivas que llevan años operando en el País, ha complicado los avances en el combate a la inseguridad.
«Esto es importante porque estamos hablando de bandas delictivas, establecidas, hechas de tiempo atrás, y son las que nos están costando más trabajo», manifestó.
Por otro lado, el Jefe del Ejecutivo rechazó que exista ingobernabilidad en México, tras asegurar que el Estado tiene presencia en todo el territorio nacional.
El Mandatario fue cuestionado sobre los casos en los que integrantes de diversas comunidades o incluso grupos delictivos han desafiado a las autoridades con acciones ilegales.
«No va a haber impunidad para nadie, eso está claro. Y en ningún caso, en ningún caso las Fuerzas Armadas, el Estado está impedido o rebasado para poner orden. No hay en México ingobernabilidad», aseveró.
«Hay desde luego retos, desafíos, porque, como hemos estado viendo, y como es del dominio público, se aplicó una estrategia equivocada que resultó fatal y fallida durante el periodo neoliberal, sobre todo a partir de que se declara la guerra al narcotráfico, ahí se descompone todo, se corrompe todo. Ya más pruebas no puede haber».
El Jefe del Ejecutivo se lanzó de nuevo contra quienes han criticado su estrategia de seguridad.
Tras subrayar que hasta los periodistas quedaban deslumbrados con el hoy detenido Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, condenó que quienes fallaron en poner freno a la violencia sean soberbios e incapaces de reconocer que se equivocaron.
Previamente, López Obrador advirtió que el Gobierno federal tiene que suplir las fallas o ausencias de los Gobiernos estatales o municipales, ya que no se pueden permitir vacíos.
«Cuando no hay participación de los Gobiernos locales, pues nosotros tenemos que suplir. No puede haber vacíos, los vacíos de poder no deben de existir, sobre todo cuando se trata de la autoridad, porque los vacíos siempre se llenan, por la autoridad o por otros. Entonces, no hay que dejar vacíos», agregó.

¡Participa con tu opinión!