Un joven destruyó su coche BMW, tras impactarse contra un árbol luego de perder el control por desplazarse a exceso de velocidad y sin precaución. El aparatoso accidente que por fortuna no dejó personas lesionadas, aunque los daños materiales fueron estimados en 50 mil pesos aproximadamente, se registró el pasado viernes a las 22:30 horas, en la avenida Providencia, a la altura del fraccionamiento Rancho Santa Mónica.
Hasta ese lugar acudieron policías viales de Aguascalientes, tras recibir el reporte de que un coche se había impactado contra un árbol. Al hacer su arribo se percataron que se trataba de un vehículo BMW, modelo 2006, color gris y placas de circulación de Aguascalientes, el cual era conducido por un joven identificado como Eduardo, de 18 años, quien resultó ileso.
Se estableció que esta persona se desplazaba por la avenida Providencia en sentido de oriente a poniente y antes de arribar al cruce con la avenida Santa Mónica, en el fraccionamiento Rancho Santa Mónica, perdió el control y tras subirse al camellón central se proyectó contra un árbol grande, contra el cual se impactó frontalmente.