Por: Graciela Lozano Arellano

Inolvidable fue el Ferial “Adiós mi Rielero”, organizado por el Instituto Cultural de Aguascalientes (ICA), que ayer tuvo su última función en el Teatro de la Ciudad, donde decenas de personas apreciaron el cierre de este magnífico y ya tradicional espectáculo multidisciplinario que produjo un sinfín de emociones en el corazón del público asistente.
Con gran nostalgia, Guadalupe Zaragoza, jefa del departamento de promoción, habló de este espectáculo que se presentó luego de dos años de espera, debido a la contingencia sanitaria que se vivió mundialmente por la pandemia del COVID-19.
“Estamos muy contentos porque después de dos años regresamos al Ferial, pues justamente era el que se iba a emitir en el año 2020 y desafortunadamente quedó guardado, pero justamente ahora en el 2022 es cuando volvió a ver la luz, dejando gratos recuerdos en el público feriante que lo apreció desde el pasado 17 de abril hasta el 1 de mayo, en la clausura”.
“Fue, sin duda, un espectáculo de tradición, de gran calidad y multidisciplinario, ya que se apreciaron diversas disciplinas entrelazadas, tales como: la danza, el teatro, la música, a través de una historia magnífica que rescata momentos emblemáticos del ferrocarril en Aguascalientes”.
Continuó diciendo: “Los retos al montar este espectáculo fueron muchos, pues se tuvo la responsabilidad de reunir a un elenco muy grande, trabajando, por supuesto, de la mano con el ICA que convocó a artistas de distintos géneros, y siempre es una gran responsabilidad tener una compañía de 70 personas, logrando mantenernos unidos y fortalecidos, tratando de brindar a los participantes las herramientas necesarias para que el espectáculo que apreció el público fuese de gran calidad, por ende, altamente disfrutable para toda la familia”.
Posteriormente, destacó: “Este año fue muy especial porque el Ferial pegó mucho en la remembranza, en la historia de Aguascalientes como parte de su corazón. El ferrocarril es algo muy significativo, por eso creo que llegó mucho con esa parte anímica que va directo al corazón, pues Aguascalientes fue un centro importantísimo para el desarrollo del ferrocarril y forma una cultura en relación a él”.
Finalmente, dijo sentirse satisfecha con la respuesta del público, pues diariamente las funciones fueron abarrotadas; cerca de 1,500 personas asistieron diariamente. Al respecto, señaló: “la gente respondió maravillosamente y no nos queda más que agradecerles por sus aplausos, por sus lágrimas y por sus ovaciones de pie, al final de la última función”.

¡Participa con tu opinión!